Now Reading
COVID-19: ¿Estamos listos para la nueva normalidad?

COVID-19: ¿Estamos listos para la nueva normalidad?

  • El cambio en nuestras rutinas es inevitable, parar y quedarnos en casa por siempre, imposible. Ante esto no nos queda mas que adaptarnos a la nueva normalidad y seguir disfrutando de nuestras vidas.
  • El ser humano es parte de esa naturaleza que toma su cauce a pesar de cualquier circunstancia, y el resurgimiento después de la pandemia por el COVID-19, no será la excepción.
  • Sigamos con nuestras vidas, pero siguiendo las recomendaciones que los gobiernos e instituciones de salud están planteando alrededor del mundo.

¿Qué pasará con nosotros cuando termine la contingencia por COVID-19?, ¿qué cambiará, qué permanecerá y cómo conocer la diferencia?.

Canek Valle

Desde finales de 2019 hemos visto cómo nuestro mundo ha cambiado. Como cosas tan cotidianas como ir al cine en familia o pasear en una plaza ahora están fuera de toda posibilidad. Todo a causa de una amasijo de bases nucleicas que ni siquiera puede llamarse a sí mismo ser vivo. Nosotros lo conocemos como COVID-19 (SARS-CoV-2, para los estudiosos).

Dicho virus ha venido a dar al traste con todos nuestros planes para este año. Hemos visto graduaciones, bodas, congresos, campeonatos, estrenos mundiales cancelados o aplazados debido a este agente infeccioso. Para ponerlo en perspectiva, este año tendrían lugar los XXXII Juegos Olímpicos en la ciudad de Tokio, Japón. Sin embargo; el país del sol naciente no verá amanecer el fuego olímpico. Y el evento deportivo que congrega a más atletas a nivel mundial fue pospuesto para el próximo año. En más de un siglo de historia, esta es apenas la cuarta ocasión en la que algo así sucede. Las anteriores fueron en 1916, 1940 y 1944, a causa de la primera y segunda guerra mundial.

Juntos y por nuestra capacidad de resiliencia saldremos adelante

Lejos de teorías conspirativas que rayan en lo hilarante, esta es una realidad. Algo que nadie podía esperar, al menos no a la magnitud que estamos viviendo. Donde hubo un momento de marzo 2020 en el que una quinta parte de la población mundial está en confinamiento domiciliario para intentar frenar esta pandemia.

La humanidad tiende a la innovación, sea cual sea el costo. La naturaleza tiende al equilibrio, sea cual sea el sacrificio.

Todos hemos visto noticias de animales salvajes retomando los territorios que les pertenecen por naturaleza. Delfines nadando en los canales de Venecia, ciervos bajo las cerezos en Japón, miles de aves tomando el sol en las playas de Mazatlán. Entre tantos ejemplos de cómo las cosas van cayendo por su propio peso, aprendemos que en lugar de resistirnos debemos adaptarnos a los cambios que se avecinan; porque este virus no desaparecerá pronto. Después de casi seis meses de lucha todo apunta a que llegó para quedarse.

Algunas personas aún sienten que están perdiendo algo, tal vez incluso parte de su vida normal, pero fue la misma “normalidad” la que nos llevó a este punto.

Guía para la nueva normalidad después del COVID-19

Lo normal es una ilusión que proyectamos en nosotros mismos cuando una situación desagradable se vuelve demasiado común.

Como ejemplo, hace 100 años era normal que las mujeres no tuvieran voto. Hace 50 años era normal tirar la basura sin preocuparnos donde terminaría. Hace 6 meses todos podíamos ir a nuestro restaurante favorito a celebrar un cumpleaños. Ahora tenemos que ver hacia adelante y construir una nueva realidad donde el coronavirus será parte de nuestras vidas. Todos tenemos la esperanza de que está nueva normalidad solo dure mientras los investigadores encuentran un tratamiento efectivo o una vacuna. Esto puede tardar todavía varios meses.

See Also
Coronavirus Desde China: el Orden Cronológico del Coronavirus

El gobierno federal de México, creó una guía para ajustarnos a esta “nueva normalidad”. Tendremos que considerarlos y adaptar nuestra rutina para gradualmente volver a reactivar la economía, industria, educación y comunicaciones.

Nuevos hábitos de higiene son indispensables

  • El cubrebocas pasará a ser parte de la vestimenta diaria y no un accesorio. Para la población general, fuera de los centros de atención a pacientes; la finalidad principal de ésta prenda, es disminuir la velocidad de las partículas de saliva que emitimos al hablar y respirar. Para ese fin no es necesario un modelo N95, una pieza de tela doble o triple hará el truco.
  • El distanciamiento social será la norma para convivir en un mundo donde cualquiera puede ser un punto de contagio. Mas aún en los sitios cerrados como plazas, teatros o cines. Tendremos que mantener siempre de 1 a 1.5 metros de distancia entre personas y evitar saludar de mano, o beso siempre que sea posible. Esto será todo un reto para las industrias que requieren de vender en masa para provocar ganancias.
  • La higiene de manos, y en general los altos estándares en la higiene personal, deberá convertirse en un modo de vida. El gel alcoholado, jabón antibacterial y sanitizante serán parte de la cultura popular. Ya que este virus, al igual que otros, se propaga también por lo que tocamos y luego nos llevamos las manos a los ojos, la boca o nariz.

El papel de la tecnología es muy importante en la nueva normalidad

  • Adaptarnos a la educación a distancia. Los docentes hemos visto que los estudiantes de la generación que está actualmente en cualquier nivel escolar, no son realmente nativos digitales; son nativos de redes sociales. La mayoría aún tiene dificultades para usar los programas básicos de office. Ah pero son excelentes para crear videos de tik-tok o manejar sus redes sociales. Tomando esto en cuenta, en mi caso busqué aprovechar esta brecha para convertirla en puente. En lugar de pedirles un ensayo o resumen como proyecto final (el cual pueden bajar de internet), les pedí que realizaran un video o una infografía…ahí veremos si el problema estaba en la herramienta o en la mano que la sostiene.
  • El comercio digital será uno de los puntos mas importantes para mantener a flote a muchísimas empresas. Manejar envíos y servicios a distancia, ofrecer planes de permanencia, mantener a los empleados trabajando desde casa. La digitalización vendrá a pagar altos dividendos a aquellas empresas que sepan subirse a la ola digital antes de que llegue a puerto.

Si queremos volver a la normalidad, todos tenemos que poner de nuestra parte

Para recuperar nuestras vidas todos debemos hacer nuestra parte, no porque el gobierno lo diga sino porque debemos aprender realmente lo que la historia quiere enseñarnos. Debemos adaptarnos y mantener la mente abierta hacía lo que viene. Necesitamos crecer como pueblo.

Darnos cuenta que la fortaleza de una nación no está en las piernas de un futbolista o en la cara de una actriz. Está en las mentes y los corazones de su pueblo, en las manos de todo el personal de salud que sale día a día a combatir a un enemigo invisible. Reconocer el esfuerzo de los investigadores que usan la ciencia para encontrar las respuestas certeras a las preguntas difíciles. Fortaleza en los hombros de los trabajadores y empresarios que sostienen la economía del país. En los sueños de alumnos y maestros que continúan aprendiendo y educando a través de la distancia. En nuestros líderes electos que deben responder a la confianza de la gente con responsabilidad.

Fortaleza y unión es lo que siempre nos hará prevalecer sobre cualquier adversidad.

What's Your Reaction?
Emocionado
3
Interesante
5
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
19

© 2020 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.

Scroll To Top