Now Reading
Educación financiera para tus hijos

Educación financiera para tus hijos

  • De los padres depende enseñar a los niños finanzas básicas, así tendremos generaciones más prósperas y felices.
  • Es sencillo, volvamos a las prácticas de nuestros ancestros.
  • Aquí leerás dos formas de incentivar a tus hijos para generar sus propios ingresos.
Educación financiera para los hijos

Una de las carencias más comunes que tuvimos la mayoría de los padres de familia en las generaciones actuales, fue la falta de educación financiera. Quizá porque nuestros ancestros tenían un sentido común que nosotros extraviamos en el camino. Como dijo un colega español hace algunos días; “Para ellos era muy simple: Si ganas 5 pesos, gastas 3 y guardas 2, y ya está. No necesitaban ir a Harvard para aprender eso.”

En cambio, aquí tienes a esta generación queriendo imitar a los tecnócratas egresados de alguna universidad de la Ivy League. Y son precisamente ellos quienes han escrito grandes obras de ayuda para tener sistemas de ahorro y enriquecimiento. Pero también de ahí surgen corrientes que arruinan países. Tumban bolsas de valores, quiebran compañías globales de servicios financieros, llevan a crisis inmobiliarias; devalúan monedas, y una larga lista de atrocidades.

Quince millones. Es un gran número, como diría mi abuela, “hasta para contarlo”. Este es aproximadamente el número de familias mexicanas de clase media que hoy; como en los últimos tres meses, no sabemos qué hacer con nuestros hijos durante el eterno confinamiento al que nos vemos sometidos.

Por dichas razones, y con la plena conciencia que éstas están basadas en generalidades. Considero conveniente que una de las actividades a realizar con nuestros hijos durante este confinamiento sea darles una educación financiera simple, como aquella de nuestros abuelos.

Para estos fines, se me ocurren dos caminos básicos, que de hecho conviene aprendan ambos:

  1. Buscarles una actividad que realicen disciplinadamente a cambio de un pago de parte nuestra en remuneración a su trabajo.
  2. Darles a elegir algún negocio que ellos puedan emprender durante esta etapa. Tomando en cuenta todas las medidas de higiene y sana distancia.

Caso número 1

limpieza del hogar

Para el trabajo en casa, tengamos en cuenta que debemos separar esta nueva actividad de nuestros hijos. De cualquier otra costumbre diaria que ellos tengan. Es decir, si tu hijo ya tiene la responsabilidad de poner los manteles en la mesa antes de cada comida; esa no puede pasar a ser su labor remunerada.

Siendo empáticos con la época por la cual pasamos; debemos tomar en cuenta que muchas familias dejaron de tener ayuda doméstica. Así como otros hogares cuyas casas anteriormente estaban vacías la mayor parte del día; hoy tienen a la familia entera provocando por supuesto más trabajo del cotidiano.

Podemos buscar entonces alguna labor para nuestros hijos que sea de apoyo a los padres de familia para el debido orden en el hogar. Y que no ponga el riesgo su integridad física ni la de tu patrimonio.

Ejemplos: Barrer la cochera y el patio, regar las planta, podar el césped. O recoger las hojas secas, lavar la loza, bañar a la mascota, aspirar el automóvil, etc.

Caso número 2

comercializar productos , educación financiera

Si optas por animar a tus hijos a que emprendan un negocio. Deberás tomar en cuenta su edad, habilidades, y las necesidades actuales de tu comunidad. Dependiendo de esos factores, ellos pueden comercializar un producto, darle un valor agregado, o ambas cosas. Para ejemplificar: Si en nuestra casa hay un árbol de mangos, poner una mesita y venderlos, sería comercializar. Presentarlos en bolsas de medio kilo con un moño lindo y; una etiqueta con su nombre, sería darle un valor agregado. Hacer una nieve de mango y venderla entre nuestros vecinos, sería ambas cosas.

See Also

Planteados estos puntos, si se inclinan por la comercialización. Consideremos que una necesidad actual de muchas familias tiene qué ver con esta serie de productos que a raíz del COVID-19 pasaron a formar parte de las necesidades básicas de una familia; tales como cubre bocas, mascarillas, lentes, guantes, gel de manos, etc. Podemos buscar proveedores económicos de estos productos y darles algún valor agregado para obtener una módica utilidad de esta comercialización.


Si tus hijos tienen cierta inclinación por la cocina; con las debidas precauciones puedes animarlos a preparar algún producto de bajo costo y que sea de consumo generalizado. Los postrecillos ¡no fallan!. En este momento en que todas las familias están en casa. Es probable que la venta de su producto sea muy efectiva. Con la ventaja que los alimentos tienen un mayor margen de utilidad.

En la Educación Financiera la disciplina es el ingrediente secreto para el éxito

Para cualquiera de estas opciones que decidas plantear a tus hijos. Debes saber de antemano que la parte más importante de todo esto es la disciplina con la cual se realicen estas labores. Y eso dependerá enteramente del seguimiento que tú como padre le des.

Aprovechemos esta etapa de confinamiento, mas las vacaciones de verano; para comenzar con una enseñanza básica de finanzas para nuestros hijos. Con suerte, y algo se nos pega.

What's Your Reaction?
Emocionado
2
Interesante
1
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
2

© 2020 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.

Scroll To Top