Now Reading
+500 Millones de personas sufren depresión o ansiedad. Urge identificar las llamadas de auxilio y ayudarles a recuperar su salud mental

+500 Millones de personas sufren depresión o ansiedad. Urge identificar las llamadas de auxilio y ayudarles a recuperar su salud mental

  • Urge reconocer que la salud mental debe ser atendida como cualquier otra enfermedad.
  • La empatía es clave para reconocer las llamadas de auxilio en personas que sufren alguna enfermedad mental.
  • 3 simples acciones pueden ayudar mucho a una persona deprimida y/o con ansiedad.

Hace tiempo escuché la historia de un ingeniero obsesionado con crear la caja fuerte perfecta. Él temía que sus creaciones fueran robadas; sospechaba de sus competidores y de sus empleados. Desarrolló su visión sin mostrarla a nadie más. Hizo incontables bosquejos y prototipos que no eran de su entera satisfacción y terminaban alimentando el fuego de su oficina y de su locura. Después de años fracasando, creó una combinación de artefactos que hacían imposible abrir la caja sin conocer las claves. Incluía un mecanismo para destruir el contenido si forzaban la cerradura. Resguardó su trabajo con tranquilidad. Finalmente su fama estaría asegurada y cobraba sentido haber sacrificado el tiempo con su familia y personas que lo amaban.

Entonces se recostó en el sillón maravillado en su propia genialidad; cerró los ojos y nunca más los volvió a abrir… murió solo y abandonado. Los planos que habrían de darle fama y fortuna quedaron dentro de la caja fuerte y solo él podría abrirla.

Esta puede ser la historia de cualquier persona que sufre problemas de salud mental. Especialmente aquellos con falta de afecto. En el caso de la depresión o la ansiedad la solución está atrapada dentro del problema.

No hay salud, sin salud mental

Los problemas mentales no son diferentes de otros padecimientos físicos o metabólicos. Quién lo padece tiene poco control. Sin embargo, a lo largo de la historia estas personas han cargado con la culpa de sus problemas. Incluso ahora es común que se les tilde de flojos, irresponsables o faltos de ganas de superarse. Culpar al paciente depresivo o ansioso por su enfermedad, es como culpar a un diabético porque su páncreas no produce insulina; a un amputado porque no puede hacer crecer de nuevo una extremidad. La depresión tiene su origen en un déficit de neurotransmisores; básicamente una neurona no puede decirle a su relevo que se debe sentir bien, por lo que no logra un sentimiento de bienestar. En lugar de predominar la luz vienen las sombras.

Según cifras de la OMS en el mundo más de 300 millones de personas sufren depresión y más de 260 millones sufren ansiedad, muchas de ellas tienen una combinación de ambas. En general una de cada 4 personas desarrollará algún problema mental a lo largo de su vida, el 75% de los problemas mentales inician antes de los 18 años y cerca de 800 000 personas fallecen por suicido cada año, siendo ésta la segunda causa de muerte en personas de 15 a 29 años. La depresión es real y querer ignorarla es como cerrar los ojos y pensar que es de noche, cuando el sol brilla.

La empatía es clave para detectar las llamadas de auxilio

Salud mental mantente alerta

Las personas con problemas mentales viven y se ven como todos los demás. Sus problemas vienen del interior y si no abrimos nuestros ojos a los pequeños detalles, si no miramos con atención esos cambios; es probable que cuando queramos hacer algo al respecto, sea demasiado tarde.

Nuestro trabajo, no solo de los médicos, de TODOS, inicia haciendo visible el problema, concientizando a la población para que reconozcan las llamadas de auxilio en sí mismos, en su familia y amigos. Hay dos preguntas que pueden ser clave, deben hacerse en confianza y con toda la humanidad posible: ¿te has sentido deprimido, cómo si las cosas no tuvieran sentido?, ¿has sentido que las cosas que antes te producían gusto o placer ahora no lo hacen?

¿Cómo ayudar a una persona que sufre alguna enfermedad mental?

Si cualquiera de estas preguntas es positiva dimos un paso al frente. Una vez que el paciente lo expresa se hace real y entonces podemos trabajar sobre eso desde varios frentes, por ejemplo:

Luz y sombra en la salud mental

Cuidado personal

La persona con ansiedad y/o depresión suele dejar de cuidarse; siente que no vale la pena o que es una pérdida de tiempo. Promover los cuidados básicos de limpieza, higiene y alimentación es un primer paso para que logre recuperar la autoestima perdida. No debemos obligarle, el secreto está en que él o ella quiera estar mejor para sí mismo.

Mantenerse activo

El tratamiento para la depresión inicia con lo más básico… levantarse del sillón. Para muchos es un gran reto; una vez superado, actividades sencillas como salir al patio, regar las plantas o caminar provoca sensación de bienestar. Se ha demostrado que la deficiencia de vitamina D (que se metaboliza gracias a la luz solar) se relaciona con cuadros depresivos. Motivar para que sigan adelante, apoyarles para que continúen trabajando y haciendo ejercicio al aire libre.

Buscar ayuda

Lo primero es hacerlo visible, lo segundo es hacer algo al respecto. No bastan las buenas intenciones, ni los buenos consejos. Cuando la gravedad del problema dificulta que el paciente siga haciendo lo que hace, es necesario consultar con un especialista de la salud, de preferencia un médico, psiquiatra o psicólogo. Las consecuencias de dejar crecer el problema pueden ser irreversibles.

See Also
Estudiante tomando educación a distancia

La salud mental es tan importante como la salud física

Todos estamos en riesgo de padecer alguno de estos problemas y situaciones. La pandemia que estamos viviendo puso de manifiesto que no estamos listos, ni tenemos los recursos personales para salir adelante solos. Nadie debe cargar con todo ese peso por su cuenta. Por eso vivimos en sociedad, somos familia, compañeros, vecinos, amigos, al final todos somos uno.

Hace casi 10 años, cuando terminé mi residencia como médico familiar, tuve la oportunidad de hablar por mis compañeros ante nuestras familias, docentes y colegas. Entonces como ahora, quiero compartirles mi misión de vida, sobre lo que he construido mi trabajo y espero dejar como legado a mis hijos y a mis alumnos:

Dónde se abran brechas tender puentes, dónde se levanten muros abrir puertas, dónde exista oscuridad llevar luz.

Dr. Canek Valle Iribe – Médico de Familias.

Agradezco infinitamente tu lectura. Sé parte de la solución, ¡ahora, vamos adelante!

Dr. Canek Valle Iribe – Médico de Familias.

What's Your Reaction?
Emocionado
1
Interesante
0
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
14
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© 2020 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.

Scroll To Top