Startups: ¿Por qué es bueno compartir tu idea?
Now Reading
Startups: ¿Por qué es bueno compartir tu idea?

Startups: ¿Por qué es bueno compartir tu idea?

  • Startups: Cómo aprender de las fallas y llevar tu idea a la realidad.
Cohete de cartón

Los seres humanos aprendemos cultivando experiencias propias. Cuando eras niño y te advertían “cuidado te vas a caer”, aun así saltabas, y de hecho con más ganas.

Por esta razón me costó un largo y accidentado viaje, asimilar el consejo de un CEO de Venture Capital que conocí en un evento de Silicon Valley: Cuando diseñes tu idea por primera vez, hazla de cartón.


Las fallas más comunes de una startup y como aprender de ellas

¿Porqué compartir tu idea?

Al compartir tu idea con las personas correctas puedes encontrar aliados, socios hasta inversionistas que te ayuden a desarrollarla o complementarla.

¿Qué hacer si encuentras una startup igual a la tuya?

Observa y analiza sus similitudes y encuentra tu diferencia. Continua diseñando y construyendo para mejorar tu startup.

¿Qué aprendes de las fallas al lanzar una startup?

1. Diseña tu cohete en cartón para fallar rápido y barato. Así mejoras tu idea a bajo precio.
2. Las ideas flotan en el aire , puedes pensar en ellas, pero solo pertenecen a quienes las desarrollan.
3. Cuando pienses que tu idea es única, probablemente estés equivocado.
4. El mundo startup es vasto y complejo. Depende del punto de vista con que lo veas, es la oportunidad de explorar y comprender un planeta desconocido.

¿Qué es Karmapoint?

KarmaPoint es una aplicación que permite elevar la conciencia humana, identificando y reconociendo a las personas que tienen un impacto positivo en su entorno.


Epifanías de carretera:
¿Qué sucede cuando compartes tu idea con la persona correcta?

Hace tiempo, atorado en el tráfico de la ciudad; con una hermosa chica (que para mi buena estrella sería mi futura esposa), intentaba impresionarla narrándole las maravillas de mi viaje a Silicon Valley, con SV Links. En lugar de sorprenderse, terminamos discutiendo si la tecnología había logrado hacernos mejores seres humanos.

En eso apareció ante nuestros ojos un Billboard que decía “Tú puedes lograrlo”… y Bum! apareció la epifanía. Nació KarmaPoint, la startup con la que ayudaríamos en la evolución del ser humano utilizando la tecnología. Fue un momento único, una idea nunca antes pensada, el cohete capaz de volar al espacio lanzando arcoíris y corazones. Al menos eso creíamos.

Totalmente apasionado por la idea, trabajaba día y noche en el diseño de nuestra aeronave. Estaba convencido de su singularidad; manejaba todo en absoluto secreto, muy pocos conocían la idea. Cuando salí a cotizar su desarrollo en fábricas de software; lo hacía con un nombre falso, disfrazado y camuflando nuestra idea con una versión alternativa.

Todos creemos tener la idea millonaria, pero solo quién la ejecuta es el vencedor

Un amigo conocedor del secreto, un fatídico día me mostró una web: “¿Qué no se parece a tu idea?”. Y sí, era tan parecida a mi idea como el Transbordador Espacial al Burán Soviético. Y este cohete ya había despegado: tenía una App y cientos de clientes.

No había tiempo para deprimirse, tenía que fabricar un mejor cohete. Decidí observar detenidamente el cosmos [ecosistema de startups], buscando ideas similares y el estado de las cosas.

LEER TAMBIÉN
Palantir Peter Thiel

Encontré otra App y esta vez con nuestra característica de moneda digital. Mi primer pensamiento fue “Sería todo, quemar la nave”. Indagando acerca de esta nueva sorpresa, comprendí que aunque tuvieron el dinero para diseñar y construir su nave; por alguna razón no pudieron hacerla volar. Reflexionando me di cuenta que simplemente había mucho que aprender.

Startups: ¿Cómo nos diferenciamos del resto?

David Bowie, Space Oddity
David Bowie, Space Oddity

Continuamos diseñando y construyendo nuestra startup, cuando nos invitaron al evento Web Summit. Luego de algunas noches de cafeína, amaneceres, y consejos de amigos de todo el mundo, estábamos listos para mostrar nuestro diseño al mundo.

La noche anterior al evento recorrí las startups participantes, y no hay que adivinar, encontré un nuevo gemelo: Mismo concepto, el mismo objetivo y forma de ayudar a la humanidad. Su astronave ya se elevaba lejos y esta vez piloteada por astronautas super geniales y guapotes. Esta vez ni sude, solo insulte al universo y me puse a trabajar en qué nos diferenciara ante los ojos de los demás. Y teníamos un elemento clave y trascendental que aún nos otorga esa singularidad; creamos a cada persona una reputación digital, que crece con los KarmaPoint otorgados por sus buenas acciones.

Una startup es como lanzar un cohete ––inicia la expedición con uno de cartón

Lanzar una startups es similar a considerar que hay un oasis en el espacio.
Poster de la Nasa : Turismo Espacial.


La sensación de despegar los pies del suelo, guste o no, siempre es adrenalínica. Además del carrusel de emociones, aterrizamos con algunas reflexiones:

  • Diseña tu cohete en cartón para fallar rápido y barato. Así aprenderás la lección para mejorar tu idea a bajo precio. Nosotros intentamos refinar un producto a la primera y volar a la luna en ello.
  • Las ideas flotan en el aire y tocan la cabeza y el corazón de muchos de nosotros. Puedes pensar en ellas, pero solo pertenecen a quienes las desarrollan. Y como he descubierto, no son exclusivas, sino bastante promiscuas.
  • Cuando pienses que tu idea es única, probablemente estés equivocado. Alguien alrededor del mundo ya pensó en alguna variante. Pero esto no es relevante. Lo importante es no perder la pasión de despegar tu propia idea, porque esa llama te dará la tenacidad para rediseñar cuantas veces sea necesario.
  • Y como en toda actividad que tomes en serio, te darás cuenta que el mundo startup es vasto y complejo. Saber que nada sabes puede ser frustrante. Pero todo depende del punto de vista con que lo mires, porque también es la oportunidad de explorar y comprender un planeta desconocido.

¿Quieres saber cómo nos fue en el Web Summit? En resumen: Arruiné la entrevista con un inversionista por hablar como perico; pero nuestro ¡pitch la rompió!, y creamos muchísimos contactos y oportunidades para nuestra idea de cómo mejorar el mundo. El aprendizaje, alucinante. Sin embargo, lo más increíble fue darnos cuenta que contamos con una gran red de amigos, cuyos comentarios de todas partes del mundo, nos ayudaron a mejorar nuestro pitch.

Cual es tu reacción
Emocionado
1
Interesante
1
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
15