NFTs, metaverso y otras posibilidades con la Web 3.0
Now Reading
NFTs, metaverso y otras posibilidades con la Web 3.0

NFTs, metaverso y otras posibilidades con la Web 3.0

  • La Web 3.0 resolverá problemas de escabilidad de la Web 2.0, así como abre nuevas posibilidades que cada vez cobran más fuerza, como los NFTs y el metaverso.
Portada web 3 solucion a los problemas de la red

¿Por qué es necesario migrar de la Web 2.0 a la Web 3.0? ¿No sería suficiente ampliar las aplicaciones existentes para que lleguen a más usuarios y asegurar un servicio estable y libre para todos? Aparentemente no es tan fácil, pues esto causaría otros problemas.

Por ejemplo, el hecho de que los servicios de la Web 2.0 sean cada vez más grandes y necesiten escalar para cumplir con la demanda de sus usuarios. Es decir, para funcionar correctamente, se necesita mayor infraestructura, como servidores, personal y espacios de oficinas.



El futuro de la Web 2.0 depende entonces de abordar el problema de la escalabilidad. Sin embargo, esto daría más poder a las aplicaciones centralizadas. A continuación se exponen los problemas que la Web 3.0 resolverá, así como las nuevas posibilidades que cada vez cobran más fuerza, como los NFTs y el metaverso.

Problemas resueltos con la Web 3.0

Antes de la Web 3.0, usuarios y desarrolladores tenían que elegir entre la funcionalidad limitada de la Web 1.0 y el modelo centralizado de la Web 2.0. Al principio, la Web 1.0 se enfocó en ligar contenido entre sí, mientras que la Web 2.0 comenzó a enlazar programas al contenido para crear aplicaciones dinámicas.

La Web 3.0 combina los mejores aspectos de las anteriores, pues enlaza contenido y aplicaciones directamente entre los usuarios por medio de una verificación pública sin necesidad de organizaciones intermediarias. Tiene todos los beneficios de la interactividad de la Web 2.0, pero es más confiable. Esto es un punto clave, pues si un servicio garantiza que no está almacenando u observando tus datos, el usuario debería poder comprobarlo. 

tecnologia descentralizada web 3

Almacenamiento de datos sin consentimiento

Un claro ejemplo de por qué es necesaria una migración hacia una Web 3.0 son las redes sociales. Muchas han almacenado datos sin el conocimiento del usuario y los han vendido al mejor postor. Fue muy sonado el caso de Facebook, que almacenaba información de los usuarios engañosamente.

Esto les hizo acreedores a una multa de 5 mil millones de dólares ante la Comisión Federal de Comercio. La poca privacidad de muchas redes sociales es un gran problema que la Web 3.0 puede mejorar, pues es capaz de ofrecer servicios más transparentes. 

Servicios centralizados más susceptibles a fallas

Otro problema con la Web 2.0 es que los servicios de sus plataformas son centralizados. Esto quiere decir que pueden dejar de funcionar en cualquier momento. Un claro ejemplo fue la caída que Facebook, Instagram y Whatsapp tuvieron a principios de octubre.

Las tres plataformas dejaron de funcionar simultáneamente, pues comparten la misma infraestructura de servidores centralizados. Esto las hace susceptibles a hackers o simplemente a ser descontinuadas. 

La Web 3.0 permite construir plataformas enteramente descentralizadas. Por ello, es complicado que sean víctimas de hacking o sean atacadas hasta quedar fuera de servicio.

blockchain web 3 soluciones para la red

Tendencia de crecimiento poco amigable con socios y usuarios

Muchos de los gigantes como Apple, Facebook, Twitter y Google emprenden acciones poco amigables contra el usuario o tienen socios a los cuales perjudican a largo plazo. En un principio, estas grandes empresas hacen lo posible para reclutar usuarios, inversionistas, desarrolladores y creadores. Una vez que se recluta lo necesario, su poder crece de tal manera que la única forma de escalar es extrayendo información de los usuarios y compitiendo con sus ex socios.

Por ejemplo, Apple y Epic fueron a juicio por la forma en la que Apple quiso aprovecharse de Epic. Algo similar sucedió con Zynga y Facebook. Al comienzo de la relación, estas aplicaciones tienen una alianza pero llega un punto en el que los gigantes dejan de necesitarlos y se deshacen de ellos o los perjudican. Para las pequeñas empresas, esto se convierte en una transición entre cooperación y competición, lo cual pone un freno a la innovación.

Para las grandes empresas el impacto es mínimo, ya que tienen asegurado un mercado. Sin embargo, para los desarrolladores influye en gran medida, ya que se encuentra ante dos posibles vías: elegir no trabajar con empresas centralizadas porque temen este ciclo de vida o trabajar para ellas a sabiendas de que en un futuro serán reemplazados o desechados.

Muchos desarrolladores han considerado este ciclo como algo inevitable y por lo tanto han elegido no trabajar con estas plataformas, con la consecuencia de una menor exposición en el mercado.


También te puede interesar:


Web 3.0 descentraliza los servicios con blockchains y NFTs

La Web 3.0 ofrece descentralizar los servicios a través de las blockchains, lo cual permite que sean verificables y por lo tanto más seguros. Las blockchains son impulsadas por bienes fungibles como Ether o Bitcoin que incentivan a las computadoras físicas a mantener la red en funcionamiento.

Con la Web 3.0 los usuarios y desarrolladores pueden ser dueños de partes de los servicios de internet mediante la interacción entre bienes fungibles (divisas digitales) y no fungibles (NFT, non fungible tokens).

Los NFTs permiten poseer objetos como arte, fotografías, código, texto, objetos de videojuegos, credenciales, derechos gubernamentales y cualquier otro bien digital. En el 2021 tuvieron un boom con ventas millonarias; ejemplo de ello fueron ventas de obras como «The Merge», que en diciembre pasado se vendió en fracciones a 28,983 propietarios por 91.8 millones de dólares. De igual forma, la obra «Everydays-The First 5000 Days » es el NFTs mejor vendido por $69.3 millones de dólares a un solo dueño.

Estas son creadas en blockchains como Ethereum, Solana, Terra o Harmony, las cuales son redes descentralizadas con acceso libre y de las que nadie es dueño. 

artista NFT nuevo arte digital


Una de las formas de obtener bienes fungibles y no fungibles es comprándolos, aunque hay otras maneras de obtenerlos. Por ejemplo, Uniswap, una plataforma de compra y venta de criptomonedas descentralizada, realizó lo que se conoce como un airdrop a los primeros usuarios. Es decir, envió criptomonedas gratuitas para incentivar la adopción tanto de la plataforma como de la criptomoneda enviada. 

See Also
Portada vistazo a blockchain y criptomonedas

Las blockchains y sus bienes fungibles son claros ejemplos de plataformas de la Web 3.0. Con ellos se incentiva a los usuarios a impulsar el crecimiento de la plataforma y la apreciación del bien fungible. Esto resuelve muchos problemas de las redes centralizadas donde el valor es acumulado por una sola compañía.

El metaverso y otras implicaciones

El metaverso es una serie de espacios 3D virtuales donde los usuarios pueden interactuar con servicios y aplicaciones desde cualquier parte del mundo. Su nombre tiene origen en la novela de Neal Stephenson, Snow Crash, donde se refería al metaverso como un mundo 3D virtual habitado por avatares de personas reales. El metaverso es una idea de interacción masiva a través de una serie de espacios digitales, por lo tanto, pueden existir varios en nuestra vida digital. 

La Web 3.0 es fundamental para la creación de los metaversos gracias a sus sistemas verificables, descentralizados y seguros. Pensemos que un metaverso centralizado sería lo equivalente a crear un sistema de divisas digitales con la Web 2.0. Esto precisamente es lo que puede suceder con el anuncio de Meta hecho por Mark Zuckerberg

Si el metaverso de Facebook se ejecuta en una red centralizada puede ser perjudicial para los usuarios por los mismos problemas discutidos de la Web 2.0. Son muchos los escépticos con preocupaciones legítimas sobre el metaverso de Facebook y es prudente promover su cuestionamiento.

La Web 3.0 apenas comienza

La Web 3.0 es un movimiento que incluye un grupo de tecnologías y personas asociadas con el objetivo de crear una web descentralizada, verificable y segura. Esto implica dar al usuario poder y propiedad sobre sus datos de identidad, seguridad y transacciones. A futuro, la Web 3.0 formará parte de nuestras vidas y las transformará, por lo que es un gran momento para involucrarse.  

acceso al metaverso desde cualquier parte del mundo


Un ejemplo de cómo la vida digital cambiará completamente es con la creación del metaverso. En realidad no queda claro cómo funcionará este nuevo espacio virtual. Puede que la propuesta de Meta esté contenido en una plataforma centralizada o que funcione a través de su propia blockchain y se descentralice un poco. Lo cierto es que no es claro cómo funcionará el metaverso en el futuro, pero es prudente aseverar que hoy en día no se sostiene con la Web 3.0.

De igual forma, las interacciones de la Web 3.0 y las blockchains están ganando terreno en el campo financiero, así como en los sistemas legales y en los terrenos del arte con los NFTs, tendrán implicaciones drásticas en disciplinas como el derecho y la economía, por mencionar solo algunas.

Lo asombroso es que esta web descentralizada exigirá la creación de una nueva jurisdicción: una ley computacional nativa de internet. Esta revolución es más amplia de lo que aún podemos concebir.

Última actualización: 01/06/2022 por Sarahy Uribe.

What's Your Reaction?
Emocionado
0
Interesante
1
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
3
View Comment (1)