Now Reading
¿Cómo estructurar mi sitio web?

¿Cómo estructurar mi sitio web?

  • Una buena estructura de sitio permite a tus visitantes y a Google navegar en este y saber qué contenido es importante. Con esta guía conocerás cómo hacerlo.
Portada cómo estructurar mi sitio web

Tu sitio web necesita tener una estructura bien definida. Sin ella, sería simplemente como tener una colección de páginas y artículos en un blog. Una buena estructura de sitio permite a tus visitantes y a Google navegar en tu sitio y saber qué contenido es importante y cuál es menos relevante.

También facilita implementar cambios y evita que compitas con tu propio contenido. Con esta guía conoceras todo lo que necesitas saber para crear una buena estructura de tu sitio web.



Por qué es importante la estructura de tu sitio web

Estructurar tu sitio es fundamental para la usabilidad y localización del mismo. Una estructura clara permite a Google entender mejor tu sitio, lo cual ayuda en el SEO, y, por lo tanto, en su posicionamiento.

La estructura de un sitio web es como las coordenadas y rutas en un mapa; es tan necesario como un organigrama en una empresa o las indicaciones de las secciones en los pasillos en un supermercado. Una estructura clara permite conocer como está conformado el sitio y las rutas para encontrar la información que los usuarios están buscando.

Los usuarios necesitan estructura para navegar en tu sitio. Así, no se pierden al dar clic de una página a otra; saben en dónde se encuentra el contenido o producto de su interés. Google también usa la estructura de tu sitio para conocer como está distribuido y determinar qué contenido es importante y cuál menos relevante.

Usabilidad

La estructura del sitio impacta significativamente en la Experiencia de Usuario (UX). En sus últimas actualizaciones de algoritmo, Google ha puesto especial atención a este elemento que impacta directamente en los Core Web Vitals.

Es importante que el sitio sea fácil de usar, que tenga un flujo adecuado. Si un usuario no puede encontrar el producto o la información que busca, difícilmente regresará a tu sitio, así que no se convertirá en un usuario recurrente.

Por eso, hay que buscar que navegar en tu sitio sea fácil a través de una buena estructura. Para ello, categoriza y enlaza correctamente los artículos o productos de tu sitio para que sean fáciles de encontrar. Cualquier usuario que ingrese por primera vez debe encontrar fácilmente lo que busque.

Un buen SEO ayuda a la localización de tu sitio

La estructura de tu sitio permite a Google entender de qué trata o qué vende; es decir, permite saber dónde encontrar el contenido más valioso. También permite a los motores de búsqueda encontrar e indexar contenido rápidamente, por lo tanto, una buena estructura puede llevar a una clasificación más alta en Google.

Por otro lado, tener una taxonomía bien definida y buenos links internos, evitará que compitas con tu propio contenido. Seguramente, en tu blog cuentas con algunos artículos similares o que hablan del mismo tema, pero desde diferentes enfoques. Al categorizar correctamente estos post y generar los links internos hacia tus artículos “principales” o más relevantes, le haces saber a Google cuáles páginas y posts son más importantes en tu sitio.

Al tener estructurado tu sitio, será más fácil identificar cambios que necesitas realizar, o sea, contenido antiguo o redundante que puedas actualizar o descartar. Recuerda que el contenido es evergreen y se está renovando constantemente; lo mismo debe pasar con tu sitio.

Estructura ideal de un sitio web

Entonces, ¿cómo es un sitio web bien estructurado?, ¿cómo debo organizar mi sitio para una buena experiencia de usuario? Un sitio bien organizado debe tener los siguientes elementos en orden jerárquico, como una pirámide:

  1. Página principal (Homepage)
  2. Categorías (Secciones)
  3. Subcategorías (en sitios web muy grandes)
  4. Páginas individuales y posts
Piramide estructura de sitio web

Página principal (Homepage)

Esta se encuentra en la parte superior de la pirámide, pues es el centro de navegación para los usuarios. En ella deben encontrar las páginas más importantes y el menú con las categorías principales, esto ayudará a Google a identificar las páginas con más relevancia.

Las páginas esenciales de tu negocio o blog deben estar enlazadas a la página principal. Debajo de esta se encuentran las secciones o categorías o subcategorías, si tu sitio es muy extenso. Así, puedes dividir aún más tu contenido y bajo estas (están) las categorías, las páginas individuales o posts.

Navegación

Al tener una estructura bien definida en el homepage, hay que establecer también el flujo de navegación del sitio. Es decir, al definir tu estructura debes considerar la ruta que tomará el usuario para encontrar los contenidos. Para ello, es fundamental el menú y los breadcrumbs (migas de pan).

Menú

nuevas categorías interesante

El menú es el timón, pues le ayuda a los usuarios a navegar. A través de él, se encuentra lo que se buscan en un sitio. Ayuda a entender la estructura, por eso es importante colocar en el menú principal las categorías más importantes de tu sitio.

Si tu sitio es muy extenso y tienes otras secciones o categorías, puedes crear un segundo menú en otra sección de la página para que puedan acceder los usuarios, ya sea en el footer o un sidebar.

Breadcrumbs

Otro elemento que ayuda a tener una estructura más clara es agregar breadcrumbs (migas de pan) en tus páginas. Estos reflejan la estructura de tu sitio, pues ayuda a los usuarios a ver en qué parte de tu sitio se encuentran, lo cual mejora la experiencia de usuario y SEO. Los breadcrumbs con enlaces cliqueables que se encuentran en la parte superior de la página o post.

Breadcrumbs
Breadcrumbs

Taxonomía

La taxonomía es, en un sentido general, la clasificación ordenada y jerárquica.​ En WordPress se utiliza para agrupar contenido. Esto facilita a los usuarios que buscan más información sobre un mismo tema encontrar otros posts o productos similares fácilmente. Puedes agrupar tu contenido en categorías, subcategorías y tags.

Categorías

Divide tu contenido de posts o productos en categorías. Si estas y el contenido son demasiado grandes, entonces debes dividirlas en subcategorías. Por ejemplo, si tienes un e-commerce de cosméticos puedes categorizar por área del rostro: ojos, boca, cara. Igualmente, dentro de cada categoría puedes agregar los tipos de productos como subcategorías: rímel, delineadores, sombras… Debes ir de lo general a lo específico.

Esta jerarquía y categorización ayuda al usuario y a Google a dar sentido a cada página de tu sitio. Asegúrate de tener las categorías principales en el menú principal.

Tags

Los tags, por su parte, no tienen jerarquía. Estos te permiten agrupar tu contenido por propiedad, marca o el tema relacionado del post como una especie de subcategoría. Permiten al usuario encontrar fácilmente más contenido similar al que están viendo. Sin embargo, no es necesario agregar este nivel a tu sitio cuando aún no es lo suficientemente grande en categorías.

Ojo:

  • Evita crear demasiados tags o agregar tags únicos por post.
  • Debes generar tags para seguir con la estructura.
  • Crea aquellos que realmente agrupen un número de posts.
  • Asegúrate que al crear tags se use al menos 5 veces (es decir, que mínimo agrupe 5 posts).

¿Cómo hacer la estructura de mi sitio web?

Trabajar en la estructura de tu sitio web debe ser parte de tu estrategia SEO a largo plazo. Ahora que sabes los elementos que deben conformar la estructura de tu sitio, te explicamos cómo puedes armarla. Aunque estructurar o reestructurar tu sitio puede parecer algo tedioso o sin importancia, si en tu sitio web/blog publica constantemente y actualizas tus posts y/o productos debes considerarlo.

estructura de sitio web

Recientemente, en Interesante hicimos un análisis de nuestro sitio y decidimos reestructurarlo. Entonces, ¿cómo sé cuándo debo reestructurar mi sitio? Aquí algunas circunstancias que exigen hacerlo:

  • El objetivo de tu negocio o blog cambió, entonces tus categorías, subcategorías y tags ya no proveen una descripción lógica de lo que publicas o vendes en tu sitio.
  • Una de tus categorías tiene más éxito que las otras y creció demasiado; podrías dividirla en subcategorías.
  • Tal vez empezaste a publicar más sobre un tema, así que necesitarás agregar una categoría.
  • Si una categoría se quedó muy pequeña, puedes fusionarla con otra.

Para poder detectar estos cambios, es importante que realices revisiones periódicas. Así, al hacer ajustes, puedes hacer que tu sitio sea fácil de entender por Google y los usuarios.

En nuestro caso, detectamos que necesitábamos nuevas categorías de acuerdo a nuestro contenido y el objetivo de Interesante. Aquí te explico el proceso que seguimos para definir la nueva estructura. Puedes aplicar también estos pasos para definir tu estructura cuando vayas a iniciar tu blog o sitio omitiendo el primer paso.

Analiza tu estructura de sitio actual

  1. Revisa la estructura actual de tu sitio web y los posts publicados; si utilizas WordPress puedes pedir a tu equipo de IT que baje una base de datos de tu sitio con la información completa de Categorías, subcategorías y tags relacionados con cada post de tu sitio.
  2. Realiza un conteo de posts por categoría y el número de tags totales, así como número de posts por tag. Puedes usar Google Sheets y armar tablas dinámicas para obtener fácilmente estos datos agrupados.
  3. Analiza los datos: ¿Los post por categoría realmente encajan bien en esa categoría? ¿O es necesario agregar nuevas categorías por el crecimiento de tu contenido en temas específicos? ¿Se puede clasificar mejor? ¿Los tags realmente reflejan el tema de los posts? Corrige si son demasiados tags; si se emplean menos de 5 veces no tienen sentido, pues no dan una estructura real a tu sitio.

Tal vez encontraste que una categoría tiene demasiados posts y otra muy pocos. Está información te sirve para definir si está dentro del objetivo de tu negocio, ya sea empujar más la categoría con contenido pobre para posicionarla mejor, o bien fusiónala con otra. También puedes colocarla en un menú secundario o si no es tan relevante o (quitar) simplemente eliminarla y enfocarte en las que son importantes.

Define la taxonomía de tu sitio

Ya que tienes los datos de cómo está estructurado tu sitio actualmente y analizaste su contenido, debes pensar en la taxonomía. Considera qué categorías son relevantes para mantener en el menú principal, si agregaras nuevas y si tendrás un menú secundario.

Tú conoces bien tu nicho o industria y podrás identificar fácilmente las categorías más importantes o si de acuerdo a tu contenido es necesario la creación de nuevas categorías para clasificarlo mejor. Identifica tus posts relevantes y los temas más buscados; puedes apoyarte de tu analítica para conocer estos datos.

Intención de búsqueda

Al momento de definir la taxonomía (estructura) de tu sitio, debes tomar en cuenta la intención de búsqueda. Es decir, qué busca la gente sobre tu nicho, cómo lo busca en los motores de búsqueda: ¿busca una definición o respuesta a una pregunta? ¿Qué espera encontrar sobre ello? Piensa en las diferentes posibilidades de intención de búsqueda para que puedas abordarlas en tu sitio.

See Also
ciberespecio

En Google Analytics puedes ver cuáles son las consultas de los usuarios con las que apareces en el resultado de búsquedas. Es decir, puedes saber cómo llegan los usuarios a tu sitio en la sección de Adquisition > Search Console > Queries.

Google Analitycs Queries
Google Analitycs Queries

Analiza también cuál es tu contenido con más visitas y clics porque te ayudará a definir mejor tus categorías principales, el menú y qué tipo de contenido debes generar más.

También puedes usar los resultados de búsqueda de Google. Analiza los primeros resultados, las preguntas relacionadas, las búsquedas relacionadas. Esto te sirve para definir cómo nombrar tus categorías y para crear un excelente contenido que se ajuste a las necesidades de los usuarios.

Utiliza Google Trends para ver el término más buscado en tu nicho. Tal vez una de tus categorías se llame «cultura» y un término con mayores búsquedas sea «social», así que puedes cambiarlo de acuerdo a las búsquedas e intención de usuario. Si define bien el contenido de esa categoría.

Categorías y tags

búsquedas en google y preguntas relacionadas
Búsquedas en Google y preguntas relacionadas.

Una vez que tienes conocimiento sobre el contenido de tu sitio, el número de posts por categoría, tu contenido más visto y los términos más buscados en tu nicho, ya puedes ajustar tus categorías. Puedes nombrar o renombrarlas, generar otras nuevas o pasarlas a un menú secundario.

Respecto a los tags, una vez analizado tu contenido, será más fácil agruparlo específicamente. Por ejemplo, si tienes una categoría llamada «Tecnología», debes pensar cómo clasificar el contenido bajo esta categoría según los temas principales, las búsquedas en Google y la intención de búsqueda.

En nuestro caso, agrupamos las industrias que están teniendo mayor repunte en tecnología, las áreas que se están desarrollando más y en tendencia como SEO, Marketing Digital, Insurtech, Healteach, etc. Con los tags, además de estructurar fácilmente tu contenido, puedes darle dirección a lo nuevo que generarás.

Test y cambios en el sitio

Una vez definidas tus categorías, subcategorías y tags, haz los cambios correspondientes en el Google Sheets que descargaron con tu base de datos. Revisa de nuevo los posts por categorías, post por tags y haz los ajustes necesarios si ves que aún no están clasificado correctamente.

Primero carga estos cambios a un sitio de prueba para que verifiques que se aplicaron correctamente, si están todos los posts por categorías, los tags y está correcto el breadcrumb. Nosotros utilizamos FlyWheel como host que nos proporciona un entorno de pruebas para realizar los cambios; tiene buen soporte y así evitas errores en tu sitio ya publicado.

Flywheel descargar

Una vez verificados los cambios, carga los cambios al sitio web para hacerlos efectivos.

Checa nuestro post: Cómo actualizar categorías y tags en mi sitio web WordPress con base de datos, para conocer el paso a paso de cómo lo hicimos desde base de datos.

Comprueba que se mantengan las configuraciones de tu SEO principales. En ningún momento debes borrar categorías y tags antiguos desde la base, es mejor hacerlo manualmente desde tu dashboard para que tu plug-in de SEO (en nuestro caso, Yoast SEO) te ayude haciendo las redirecciones a las nuevas categorías y tags, así evitamos tener errores 404. 

Al realizar cambios en la estructura, será natural una baja en tu posicionamiento y menos tráfico, ya que Google tendrá que hacer scrowl de nuevo a tu sitio e indexar todo con la nueva estructura para entender tu sitio de nuevo.

Recuerda también actualizar tu mapa de sito y enviar los cambios en Google Search Console.

¡Listo, tienes un sitio estructurado! Aunque tomará tiempo para el posicionamiento, valdrá la pena, pues tanto el usuario como Google lo entenderán más claramente.

What's Your Reaction?
Emocionado
0
Interesante
0
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
0