Facebook Pixel Code
Now Reading
Meditar sin complicaciones: 5 pasos simples para empezar

Meditar sin complicaciones: 5 pasos simples para empezar

La poderosa practica de silencio y meditacion para aumentar tu productividad y bienestar 1

Vivimos en un mundo hiperconectado, en donde todos los días se generan millones de noticias, se mandan más de 300.000 millones de correos electrónicos, y tenemos acceso a toda la información del mundo en nuestros bolsillos, a un solo click. ¿Cómo mantenernos enfocados en nuestros objetivos y con energía, con tanta información a nuestro alrededor?

Como mantenernos enfocados en nuestros objetivos y con energia con tanta informacion a nuestro alrededor

En este artículo te contamos sobre una antigua práctica Tibetana llamada “penpa tang”, que se refiere al proceso de definir tu día antes de que este empiece. Esta práctica se la puede conocer con distintos nombres. La práctica del silencio matutino se remonta a muchas culturas y tradiciones espirituales antiguas, como el yoga, el budismo y el cristianismo. En estas tradiciones, el silencio matutino se considera una forma de cultivar la calma, la claridad mental y la conexión con lo divino antes de comenzar el día.

Por ejemplo, en la tradición del yoga, el “sadhana matutino” o la práctica espiritual matutina, incluye una hora de meditación yóguica, respiración y asanas (posturas de yoga) antes de comenzar el día. En el cristianismo, la oración matutina y la meditación de la Biblia son prácticas comunes para conectarse con Dios antes de enfrentar las tareas del día. En el budismo, la meditación matutina es una práctica importante para cultivar la atención plena y la compasión.

Hay muchas celebridades y personas influyentes que practican el silencio en sus mañanas como parte de su rutina diaria, como:

  • Oprah Winfrey: famosa presentadora y empresaria, ha hablado públicamente sobre su práctica diaria de meditación y como la ayuda a mantenerse enfocada y equilibrada.
  • Jennifer Aniston: la actriz famosa ha dicho que comienza sus mañanas siempre con un momento de silencio y reflexión antes de realizar cualquier otra cosa.
  • Russell Simmons: empresaria y cofundador de Def Jam Recordings es un ávido prácticamente de la meditación y ha hablado sobre cómo le ha ayudado a manejar el estrés y mejorar su bienestar mental.

Paso 1: Inicia tu ritual nocturno para prepararte para una mañana increíble

Una vez que estés acostado, sin mucha comida en tu estómago, sin visualizar pantallas que activen tu cerebro, haz un pequeño repaso de tu día. Busca las tres mejores cosas que hiciste, dijiste o pensaste y luego las tres peores. Gira toda tu atención a las tres mejores cosas, mientras te quedas dormido y viajas a tus sueños. Existe una antigua creencia Tibetana que dice que viajar a nuestros sueños, es lo más cerca que tenemos entre la muerte en esta vida y el despertar en la próxima. Asegurémonos que nuestros primeros pensamientos, al momento que suena nuestra alarma, sean los mejores.

Busca las tres mejores cosas que hiciste dijiste o pensaste y luego las tres peores

Paso 2: Crea un espacio sagrado

Existen un sinnúmero de técnicas para empezar tu día en silencio, y tal vez, esta sencilla y corta práctica se convierta en una de las mejores partes de tus días. 

Para empezar, tenemos que encontrar un espacio en nuestros departamentos o casas para poder sentarnos en silencio. Acuerda con el resto de tu familia, que este es tu lugar para empezar las mañanas y que no te van a interrumpir. No te recomiendo que lo hagas en tu cama, ya que tu cerebro asocia tu cama con descanso y lo más seguro es que te quedes otra vez dormido. 

¿Lo encontraste? Perfecto, ahora bríndale toda la atención a este espacio, que se va a convertir en un lugar muy especial para ti, limpiándolo y retirando todas las posibles distracciones de él. Esto significa desconectar el teléfono y minimizar los ruidos exteriores, por ejemplo, cerrando una ventana que dé a la calle. Mientras lo limpias, piensa que estás limpiando y ordenando tu vida, por ejemplo, tu trabajo o una relación personal

Paso 3: Encuentra tu comodidad y concentración

Tienes que poder sentarte cómodo para meditar, puede ser en una silla o en el suelo utilizando una almohada firme. El objetivo es poder “parquear” tu cuerpo físico y dejar tu mente libre. Mantén tu espalda recta, tus manos en una posición relajada y lo puedes realizar con los ojos cerrados o abiertos. Si te sientes más cómodo con los ojos abiertos, intenta no enfocarte en ningún objeto, como si estuvieras soñando.

Una vez que estés cómodamente sentado, quédate quieto, sintiendo tu cuerpo y estando en la tranquilidad del momento durante 2 minutos para calmar tu mente. Luego empieza a poner toda tu atención en tu respiración, siente cada inhalación y exhalación, como el aire entra por tu nariz, como se mueven los pequeños vellos de tus fosas nasales, y la pequeña pausa de segundos que existe entre cada inhalación y exhalación. Como tus pulmones se desinflan y como se llenan nuevamente. No olvides mantener tu postura y tu espalda recta, y cada vez que venga otro pensamiento o te distraigas porque escuchaste el camión de la basura, vuelve a enfocar toda tu atención en tu respiración. 

Intenta realizar este ejercicio durante 10 veces, cada inhalación va a representar la primera mitad (es decir 5) y las exhalaciones la otra mitad (5 más). Cada vez que pierdas la cuenta, vuelve a empezar. Si tienes problemas llegando a 10, significa que no te estás concentrando correctamente y esto puede afectar tu vida personal, al igual que tus negocios. De aquí la nace la importancia de dedicar estos minutos al inicio de tus días. Entonces, te debes estar preguntando ¿cuánto tiempo se supone que debo dedicar a este ejercicio durante mis mañanas? Y la sugerencia es hacerlo entre 15 a 30 minutos.

Toma en cuenta que la clave es la constancia, y va a ser la única manera que vas a poder observar y sentir cambios en tu vida. Para ello te recomiendo ejecutar tu tiempo de silencio a la misma hora todos los días de la semana. Al inicio no vas a ser bueno haciéndolo, y tus pensamientos van a ser mucho más fuertes que tu concentración en tu respiración. Pero no te preocupes, es exactamente el objetivo del ejercicio y con el tiempo vas a ir mejorando.

Como mantenernos enfocados en nuestros objetivos y con energia con tanta informacion a nuestro alrededor 2

Paso 4: Visualiza tu camino hacia la resolución

La segunda parte del tiempo en silencio, consiste en enfocar y visualizar, de manera proactiva y voluntaria, un problema que esté evitando que te sientas realizado o exitoso en tu vida profesional o personal. Por ejemplo, no estás logrando tener autoridad en tu trabajo con el resto de tus colegas o tu compañera de vida no está feliz con el tiempo que le estás dedicando a ella.

See Also
La gran fiesta mexicana en Estados Unidos (2)

Cuando acabes de contar las 10 respiraciones, vuelca tu concentración al problema que hayas elegido. Tienes que ser muy específico, recuerda el momento exacto en donde tu pareja te mencionó que no está contenta, recuerda sus palabras, su expresión facial, el cuarto en donde estaban o si era un día nublado o soleado. Al momento que estés ejecutando este ejercicio, recuerda mantener tu control personal para no dejar que las emociones de angustia, duda o enojo de esta situación en específico se apoderen de ti.

Luego, visualiza esta situación desde una perspectiva neutral, no a través de tus ojos y de tu mente, sino recordando que lo que estás sintiendo o pensando, depende de tus vivencias, creencias, experiencias, etc. Es decir, cada uno ve la vida, desde las gafas que tiene puestas. Y puede ser totalmente diferente a lo que la otra persona está percibiendo. Por ejemplo, tal vez tu pareja está pasando un mal momento en su trabajo o recibió una mala noticia de su casa, lo que generó un malestar en su día. Esto significa que un problema es nuestro, que no todos lo percibieron de la misma manera, que el problema realmente está dentro de nosotros mismos, en nuestras mentes.

Es común que, en ocasiones, los problemas que enfrentamos parezcan existir únicamente en nuestra mente. Sin embargo, esto no significa que los problemas no sean reales o que los estemos inventando. Incluso si solo existen en nuestras cabezas, las consecuencias pueden ser muy reales y pueden llegar a afectar nuestras relaciones e incluso causar dolor emocional. Por lo tanto, no podemos simplemente decidir que un problema no existe y esperar que desaparezca. Las percepciones son poderosas y pueden complicar las situaciones. Es importante recordar que cada persona experimenta la vida a través de la lente de su propia percepción.

Ahora, visualiza tu siguiente día, imagina una situación similar en donde tu pareja puede sentir nuevamente que no estás compartiendo mucho tiempo con ella. Solo que ahora, visualiza las nuevas palabras que vas a usar, los nuevos comportamientos que vas a tener con ella, lo que hayas notado, mientras visualizabas el conflicto, que pudo haber sido una posible solución. De esta manera, vas a haber planificado tu comportamiento de una forma consciente antes de que suceda nuevamente – porque de seguro se repetirá.

Paso 5: Visualiza el éxito

El tiempo de silencio, debe terminar con una última visualización. Imagínate exactamente como quieres que sea tu día. Tal vez teniendo una cena con tu pareja, logrando un objetivo en tu trabajo que te tomó mucho tiempo o cerrando ese negocio que tanto esperabas.

Piensa en grande

Y ahora te pregunto, ¿esta última visualización es realmente como te quieres ver y todo lo que quieres lograr? Recuerda que las grandes ideas son la base de todo lo increíble que se ha conseguido en la historia de la humanidad. ¡Piensa en grande!

Dream Big

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.