Facebook Pixel Code
Now Reading
¿Cómo conocer a tu niño interior?

¿Cómo conocer a tu niño interior?

  • ¿Quién es tu niño interior? Seguramente has escuchado de él, pero aún no lo conoces. ¡Conéctate con él ahora!
Conociendo al famoso “Niño interior”

Probablemente, te ha pasado que te enfrentas a alguna situación y tu reacción es descomunal. Me pasó eso el otro día, estuve conversando con mis hermanos, mencionaron un tema y automáticamente me enojé, de las iras me puse a llorar. Viendo en retrospectiva, esa reacción no fue racional.

Era un tema bastante normal, pero mi cuerpo y mi mente actuaron sin pensar. Muchos de estos comportamientos, nacen de nuestra infancia. Es nuestro subconsciente actuando como el niño de 6 años–nuestro niño interior– que sufrió un suceso similar y aprendió a protegerse de esa manera. 

“Whenever I feel this I remember that my inner conflicts generally involve a part of me that feels small, voiceless, and as if their opinion doesn’t matter.” – Trish Phillips, The doodle doc

No importa qué tan viejos seamos, nuestro niño interior nos acompaña todos los días de nuestra vida. Con cada suceso, una versión de tú “yo” de hace muchos años, se manifiesta. 

¿Quién es nuestro niño interior?

Todos tenemos un niño interior, es la parte infantil que guardamos de cuando éramos infantes o adolescentes. Está compuesto de todas las memorias y experiencias que tuvimos. A partir de lo que nos pasó, reaccionamos de cierta manera.

Ese comportamiento se guarda en nuestro subconsciente y aparece cuando nos enfrentamos a situaciones similares en el futuro. Vamos de a poco generando patrones de comportamiento para protegernos. Además, se basa en la idea de que la relación con nuestros cuidadores afecta a la relación que tendremos con nosotros mismos y con los demás –como los estilos de apego– cuando crecemos. 

Cuando somos muy pequeños, pensamos que todo gira alrededor de nosotros, por lo que cualquier problema externo lo podemos percibir como nuestra culpa. Es muy fácil desarrollar traumas, ya sean por cosas que ahora percibimos como insignificantes.

Además, gastamos una cantidad descomunal de energía tratando ser lo que creemos que los demás quieren que seamos. Cambiando constantemente, como camaleones, porque creemos que tenemos que esconder quienes verdaderamente somos. Sin embargo, si no tenemos ayuda para entenderlo y superarlo, habrá secuelas en el futuro. 

Si nuestro pequeño interior está herido, nos relacionamos con los demás desde lo que aprendimos. Por lo que sí vimos que nuestros padres no expresaban emociones, nos reprimimos. Actuamos de la única manera que sabemos para sentirnos seguros.

Así también, la inteligencia emocional se desarrolla cuando somos pequeños. Las personas que tuvieron un entorno seguro, donde no estaba mal tener emociones y donde se les enseñó a regularse, la desarrollan y saben cómo enfrentar momentos difíciles. Sin embargo, los que no, se dejan llevar por el miedo como si estuvieran en piloto automático. 

¿Por qué buscar sanar?

Seguramente has escuchado que sanar tu niño interior es muy importante, pero probablemente no has escuchado el porqué. Pero la realidad es que cuando hay traumas o heridas que no han sido sanadas, afectan toda tu vida y te hacen creer que el mundo es un lugar miedoso e inseguro. ¿No te parece horrible vivir con ese sentimiento todo el tiempo? El tan conocido “Fight or flight mode” (modo de pelear o huir). 

See Also
¿Cómo tener sexo casual y no fallar en el intento

Cuando uno tiene una buena relación con su niño interior y logra que esté integrado a su persona adulta, toda su vida se ve beneficiada: 

  • Vas a tener menos niveles de estrés mental y físico. Muchas veces el constante estado de alerta puede afectar tu digestión o hacer que tus músculos se tensionen. Si escuchas a tu niño interior, vas a sacar la carga extra de “tratar de reprimirlo”.
  • Emocionalmente, podrás permitirte ser feliz. Disfrutarás de las cosas como si fueras un niño. Asombrarte con nuevos descubrimientos, permitirte ser curioso y emocionarte con los detalles pequeños.  
  • Te permitirás reinventarte y explorar cosas nuevas. Si escuchas al niño que llevas dentro, podrás ver con ojos libres que dejen de lado las reglas y se aventuren a ver soluciones y posibilidades menos racionales y más creativas.
  • Te enfrentarás a tus miedos y lograrás realizar más de las cosas que sueñas con hacer. Tu cuerpo ya no reaccionará por instinto, sino que podrás modificar tus respuestas a los problemas y los miedos te impulsarán. 
  • En las relaciones interpersonales, podrás dejar de ver todo tan serio. Tendrás el poder de entender si la otra persona tiene un niño interior herido y podrás ayudarlo a que lo saque a jugar contigo de vez en cuando. 

Esto por mencionar algunos de los beneficios. Pero existen muchos más que podrás evidenciar en tu día a día. Desde despertarte con más motivación o superar lo que creías imposible. Si bien no puedes hacerle caso a los impulsos del niño 24/7, puedes permitirte jugar y ser libre como un pequeño de vez en cuando. Salir a jugar bajo la lluvia, volar una cometa o incluso jugar con la comida. Esas cosas que te permiten ser niño un ratito. 

¡Es momento de escucharlo!

Es muy difícil salir de la realidad de ser un adulto. Vivimos con el estrés del trabajo, el dinero, la familia, entre otros. Estamos muy enfocados en todos los problemas de “adultos”, que nos olvidamos que tenemos que disfrutar de la vida. Conectarte con tu niño interior es básicamente eso. Permitirte ser un poco loco, disfrutar como lo haría un niño de 5 años y no tomarte las cosas tan serias. 

Es hora de empezar a escucharlo, solo así sabrás lo que le sucede. Podrás entender si es que está herido o si es que está tranquilo. De esa manera, podrás de verdad aprovechar todos los beneficios mencionados previamente. Este será el primer paso en tu camino por la reconciliación. Un proceso más extenso y difícil, pero con muchos más beneficios. 

Abrázate como si abrazaras a un pequeño niño que amas mucho. Es hora de darte todo el amor que te mereces. 

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.