Facebook Pixel Code Semana Santa en Iztapalapa: Celebración emblemática en México
Now Reading
Semana Santa en Iztapalapa: Celebración emblemática en México

Semana Santa en Iztapalapa: Celebración emblemática en México

La Pasion de Cristo una tradicion con 180 anos de historia en Iztapalapa Mexico 2

La Semana Santa en México es famosa por la impresionante representación masiva de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo que se lleva a cabo en Iztapalapa, Ciudad de México. Este evento histórico, con más de 180 años de tradición, es considerado uno de los más importantes del mundo, atrayendo a más de 2 millones de visitantes cada año. La dramática puesta en escena de la historia de Cristo es una celebración cultural única que vale la pena conocer y valorar en cualquier época del año.

¿Sabías que en Iztapalapa, una de las alcaldías más antiguas y pintorescas de la Ciudad de México, se lleva a cabo una impresionante escenificación de la Pasión de Cristo desde hace más de 180 años? Durante esta celebración cultural, que se lleva a cabo cada Semana Santa, más de 2,000 habitantes de Iztapalapa se preparan durante meses para desempeñar los roles de la historia de Jesús de Nazaret.

La dramática puesta en escena, que muestra cada uno de los momentos más significativos de la vida de Cristo, desde su entrada triunfal en Jerusalén hasta su crucifixión y posterior resurrección, es una experiencia única que vale la pena presenciar. Además, es una verdadera bendición para los actores, quienes consideran un honor recibir el llamado para participar en este evento histórico y espiritualmente significativo. Aunque la Semana Santa ya pasó, siempre es un buen momento para conocer y valorar esta tradición cultural única en México, que nos muestra el profundo arraigo que la religión y la cultura tienen en la vida de sus habitantes.

La Pasión de Cristo en Iztapalapa: Una tradición cultural con más de 180 años de historia en México

Cuenta la leyenda que hace 180 años esta demarcación, al oriente de la capital del país, fue azotada por una epidemia de cólera que ocasionó la muerte del 5% de los pobladores. Se dice, que quienes no se contagiaron, pidieron al Señor de La Cuevita el fin de esta enfermedad y a cambio recrearían la Vida, Muerte y Resurrección de Cristo, algo que se cumplió, por lo que surgió la manda, misma que se ha realizado ininterrumpidamente desde entonces a través de los 8 barrios originarios de Iztapalapa; San Lucas, San Pablo, San Pedro, San José, Asunción, Santa Bárbara, San Ignacio y San Miguel, siendo organizado por un grupo de familias del asentamiento y no por parte de la Iglesia Católica como muchos piensan.

Senor de La Cuevita
Atrio del Santuario Nacional de Nuestro Señor de La Cuevita de Iztapalapa (México), durante la procesión del Viernes Santo. Foto: Yavidaxiu – Wikipedia

Pero, ¿Quién es el Señor de La Cuevita? Bueno, indagando un poco más, se cuenta que a principios del siglo XVIII, un par de peregrinos salieron del municipio de Etla, en Oaxaca, hacia la Ciudad de México, con el objetivo de retocar una figura de Jesús de Nazaret. En su recorrido, se toparon con el Cerro de la Estrella en Iztapalapa, donde decidieron tomar un descanso. Ahí, acamparon durante la noche y colocaron la figura de Cristo debajo de un árbol. A la mañana siguiente, ¡Oh sorpresa!, la figura ya no estaba, por lo que pidieron a los vecinos del lugar localizarla, sin tener éxito.

Pasado un tiempo, supuestamente un sacerdote encontró la figura en una cueva del poblado, por lo que los peregrinos acudieron hasta ahí para sacarla; sin embargo, les fue imposible moverla, ya que como por “arte de magia”, esta pasó a ser demasiado pesada. De esta manera, es que se optó por no moverla y mejor, se decidió edificar un templo sagrado, que más adelante se convertiría en la Catedral de dicha alcaldía.

Semana Santa en Iztapalapa regresa en 2023: Celebración presencial después de restricciones por la pandemia

Pese a las restricciones derivadas de la pandemia, la tradición de la Pasión de Cristo en Iztapalapa logró adaptarse y continuar llevándose a cabo. Sin embargo, la edición de 2023 marcó un momento especial al permitir el regreso de la representación de manera presencial, después de que en 2020 y 2021 se realizará a puerta cerrada y en 2022 solo se permitió el acceso a unas cuantas personas con medidas sanitarias por el COVID-19. En esta ocasión, la representación se llevó a cabo con estrictas medidas sanitarias para garantizar la seguridad de los asistentes y actores, quienes nuevamente pudieron disfrutar de esta impresionante celebración cultural que tiene más de 180 años de historia en México.

Además, la edición 2023 contó con algunos cambios significativos en la puesta en escena, con nuevas tecnologías y efectos especiales que realzaron aún más la dramática historia de la Pasión de Cristo. A pesar de los retos y desafíos que la pandemia ha traído, la Pasión de Cristo en Iztapalapa continúa siendo una celebración cultural única y significativa para México, que destaca la fuerte conexión entre la religión y la cultura en el país.

Previo a la procesión, hubo algunos incidentes que no pasaron a mayores, ya que se presentaron incendios en el Cerro de la Estrella y la Central de Abastos que fueron controlados por los cuerpos de emergencia.

Incendios en el Cerro de la Estrella y la Central de Abastos

Aún con esto, la gente esperó con ansias y se hizo presente, pues se rompió récord de asistencia con 2.1 millones de personas locales, nacionales e internacionales, convirtiendo la escenificación de 2023 como la más visitada de toda la historia.

See Also
Online Activism in 10 Easy Steps

La Pasión de Cristo en Iztapalapa: Celebración cultural en busca de reconocimiento mundial

La Pasión de Cristo en Iztapalapa, Ciudad de México, es una impresionante celebración cultural que cada año atrae a miles de visitantes de todo el mundo. En la edición más reciente, se llevaron a cabo diversas actividades culturales y religiosas, como exposiciones de arte sacro, un recorrido con la imagen del Señor de la Cuevita, lavatorio de pies, última cena, presentación ante Poncio Pilatos y Herodes, aprehensión, azotes, sentencia y crucifixión, en donde el joven David González, quien personificó a Jesús, cargó con una pesada cruz de aproximadamente 100 kilos y soportó una corona de espinas en su cabeza hecha a mano por un artesano de la localidad.

La seguridad de los asistentes fue una prioridad, por lo que alrededor de 3 000 elementos de seguridad resguardaron la zona. Para aquellos que no pudieron asistir, la representación fue transmitida por cadena nacional, atrayendo la atención de millones de televidentes.

La importancia cultural y religiosa de la Pasión de Cristo en Iztapalapa ha llevado a que se convierta en Patrimonio Cultural Inmaterial de México por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Además, se espera que en 2024, la representación sea reconocida como Patrimonio Intangible Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés). Esta distinción sería un merecido reconocimiento a la impresionante celebración que ha sido parte de la vida y la cultura de Iztapalapa durante más de 180 años.

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.