Facebook Pixel Code
Now Reading
Bebé Reno ¿Qué trastornos mentales tienen los personajes?

Bebé Reno ¿Qué trastornos mentales tienen los personajes?

  • Parte del gran éxito de la serie Bebé reno es la personalidad enfermiza de los personajes y del inquietante e inminente reflejo de esos trastornos mentales en personas que conocemos, y en nosotros mismos. Aquí te contamos, según la psicología ¿qué pasaba por la mente de los protagonistas?
Mental Health Baby Reindeer Characters

Bebé Reno continúa siendo tendencia gracias a su cruda forma de representar el fracaso del sueño clasemediero occidental. Sí, con poca sutileza y un humor negro que se vuelve trágico de repente, Bebé Reno recurre a retratar a perdedores y a personajes poco agradables (e incluso con problemas psicológicos, como lo veremos a continuación) que no obstante, llegan a provocar empatía con la audiencia en ciertos momentos dramáticos.

Pero, ¿qué diablos pasa por la mente de los personajes de esta serie bizarra de acoso, sexo y redes sociales? Analizamos a 3 de los protagonistas clave: Martha, Donny y Derrien, definitivamente, el verdadero villano de este cuento de hadas acosadoras de Netflix.

Martha: trastorno límite de la personalidad, más erotomanía

Aseverar que el obsesivo personaje de Martha (interpretado por Jessica Gunning) es simplemente una acosadora, sería fácil, pero implicaría reducir su compleja personalidad a un formato que se queda corto o que simplemente no sería suficiente para explicarnos sin sobresaltos las motivaciones de sus oscuras acciones. Según el portal Today —y tomando como base la opinión de una experta en psicología social: la terapeuta Avigail Lev (de quien te recomendamos este libro)—, Martha posiblemente padece algo llamado trastorno límite de la personalidad. Un tipo de condición que hace que las personas se acostumbren a mantener relaciones intensas (existentes o inexistentes) y ostenten comportamientos impulsivos (como atacar a la novia de quién “creen” que es su pareja, como vimos en Bebé Reno).

Además, desarrollan emociones extremas, tienen miedo a quedarse solas, son incapaces de controlar sus deseos y el comportamiento y sus sentimientos son extremos: o aman u odian. Además, —según esta misma psicóloga originaria de San Francisco, California—, otra afectación de Martha puede ser algo clínicamente conocida como erotomanía, enfermedad mental que hace que las personas sientan una especie de confusión en la que creen que una figura pública o alguien lejos de su alcance, están enamorados de ellas o existe una relación cercana (sólo en su cabeza). Es decir, un amor platónico llevado al extremo, que puede ser peligroso como ya hemos visto en casos como el de Selena y su asesina, John Lennon y su verdugo —quien antes de dispararle se había declarado su fan— o recientemente, en la película Saltburn y el acosador y siniestro personaje interpretado por Barry Keoghan que pasa del amor al odio en lo que te preparas unas palomitas.

Tal como el personaje de Martha, en la vida real, famosos como Megan Fox, Nicolas Cage, Marilyn Monroe y Kurt Cobain, fueron diagnosticados alguna vez con esa enfermedad mental que puede ir de lo más leve, a convertirse en una verdadera situación de peligro emocional y físico.

Donny Dunn, ¿era una persona estable?

Definitivamente no. Otro protagonista de la serie (el comediante escoces Richard Gadd, interpretándose a sí mismo) sí que tenía algunos problemas mentales. Incluso antes de ser víctima del acoso (y nos referimos al acoso que proviene tanto de Martha como de Derrien). Según revelaciones recientes de Gadd (y sí, tomando en cuenta que el personaje está basado en su figura y personalidad), él mismo ha padecido de ansiedad y de trastorno obsesivo-compulsivo en el pasado, incluso quizás durante el periodo en que sucedieron los hechos relatados en Baby Reindeer.

Esa condición, sin duda lo hizo presa fácil del acoso y el abuso del que fue objeto, pero además —tenemos que agregar— que la verdad,  el personaje también ostentaba un carácter egocéntrico y, presumiblemente, una indefinición sexual producto de malas experiencias previas y de confusión emocional. La relación con sus padres igual podría ser objeto de estudio de todo un ejército de psicólogos (sí, la mayoría de esos médicos siempre le echan la culpa a los papás), y es evidente la sobreprotección de la madre y la indiferencia del progenitor (al menos en la primera parte de la  serie).

Además, Donny Dunn aspiraba infructuosamente a ser parte de la elite de comediantes y creadores de contenidos mainstream, lo cual le generaba una frustración que en algún momento, lo llegó a sobrepasar incluso más que el asedio de Martha (a quien por otro lado, le abrió muchas puertas, lo cual queda evidenciado en el guion que él también escribió).

See Also
Portada Testamendo del ano viejo

“Dependencia emocional”, es otro de los padecimientos de Donny, quien en algún momento del relato revela que la admiración de Martha “lo hace sentir bien”, en esos momentos patéticos en que su carrera como comediante le ha dejado más pena que gloria, ¿sumamos síndrome de Estocolmo?

El oscuro Derrien

Este personaje es más complejo y a la vez, más simple de definir: es básicamente un abusador, uno de esos estereotipos del pervertido que seduce por las buenas o por las malas (sobre todo, y con narcóticos de por medio) a algunos aspirantes a la fama sensibles. Derrien se presenta falsamente como un tipo agradable, lejos de la pretenciosidad del mundo de la televisión, y dispuesto a ayudar al protagonista. Este oscuro personaje, bien puede tener el llamado Síndrome de Burnout o del «buen samaritano desilusionado», que se refiere a personas que tienen “buenas intenciones” (o eso aparentan) y que comienzan a involucrarse en los intereses de los demás, pero que se cansan en el proceso, y comienzan a ver por sus propias causas y satisfacción.

Además, recordemos que cuando el productor invita a Donny a su casa, le aclara que es pansexual, lo cual no está catalogado como un trastorno, pero sí es un indicador de su estilo de vida en el que el placer es el fin último. Así, sin pretender encontrar justificación sobre el abuso de Derrien desde su posición de poder, podemos catalogarlo como un hedonista que sólo se siente bien utilizando drogas de todo tipo, sometiendo y manipulando a las personas.

Así, los trastornos y problemas psicológicos de los personajes dieron forma a una historia en la que los conflictos mentales dictaron el guion de una de las tramas más complejas de los últimos tiempos. Y sí, el que esté libre de pecado que arroje el primer libro de Freud, porque muy en el fondo, todos tenemos dentro un poco de Donny y Martha, algo que puede explotar si no controlamos nuestras emociones o nos dejamos derrotar por las circunstancias.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.