Facebook Pixel Code
Now Reading
10 Razones para Ver ‘El Clon de Tyrone’ en Netflix: ¿Vale la Pena?

10 Razones para Ver ‘El Clon de Tyrone’ en Netflix: ¿Vale la Pena?

  • El Clon de Tyrone (They Cloned Tyrone), es la nueva entrega de Netflix que podrías amar y odiar.
10 razones para ver ‘El Clon de Tyrone’, ¿Vale la pena lo nuevo de Netflix

La ciencia ficción, el horror y la comedia se encuentran de frente (y se saludan) en esta película de estreno que aborda temas como el control mental, el racismo y las conspiraciones. Todo, en un formato ligero —aunque te advertimos que entenderás de qué se trata todo hasta la primera media hora de metraje—-. La cinta gustará a los fans de las películas de misterio con guiños a la nostalgia y a las historias de aventuras y enredos. Si ya viste Barbie y Oppenheimer, ya es hora de ir viendo algo nuevo (y en tu casa).

¿De qué trata El Clon de Tyrone?

¿De qué trata El Clon de Tyrone

La cinta producida por Netflix, trata sobre la cotidiana y violenta vida de un vendedor de drogas callejero, quien pasa sus días extrañando a su hermano menor fallecido a manos de la policia, mientras sobrevive en una decadente colonia afroamericana donde la prostitución, los vicios y la vida desenfrenada, son el día a día. 

Lo divertido comienza cuando cosas raras empiezan a suceder y el protagonista llamado Fontaine (John Boyega) se ve obligado a investigar por qué —entre otras cosas— aparecen clones de él mismo en las calles. Su misión es secundada por un proxeneta extravagante y buena onda (Jamie Foxx) y una meretriz con ínfulas de detective (Teyonah Parris). Lo que descubrirán, rebasa cualquier teoría de la conspiración conocida.

Teyonah Parris
Teyonah Parris

 ¿Vale la pena ‘El Clon de Tyrone’? Te damos 10 razones para verla

Hoy, te revelamos 10 razones para disfrutar de este estreno ya disponible en la mencionada plataforma:

1. No volverás a comer pollo frito de la misma forma

La cinta tiene escenas que son una clara parodia al cliché de que los afroamericanos son ávidos consumidores del pollo frito —aunque hay un componente histórico en todo ello, que tiene que ver con la terrible época de la esclavitud estadounidense—.

Mediante divertidos momentos donde los protagonistas se vuelven locos con esa comida típica del sur de los Estados Unidos, se muestra de forma irónica cómo la gente es afectada (y dominada) por ciertas sustancias que el gobierno agrega al pollo frito más famoso de la localidad.

2. Las referencias a la cultura pop

Las referencias a la cultura pop comienzan desde las primeras escenas, donde los diálogos giran en torno a Bob Esponja. Luego, aparecen referencias a Spiderman (y su sentido arácnido), a Scooby Doo y a Nancy Drew, la investigadora juvenil de misterios sin resolver.

3. El soundtrack

La música es otro factor para disfrutar de la cinta, y en el soundtrack —plagado de música afroamericana de todos los tiempos — podemos escuchar éxitos de Diana Ross, Alicia Myers y Michael Jackson, además de una gran canción de Trinidad Jame$, Kamaiyah Johnson y Hope Tala. Definitivamente, una buena banda sonora llena de hip-hop, soul y funk, para que presumas en tu playlist en la próxima fiesta.

4. El control mental

La película también se burla un poco de las teorías que dicen que hay mensajes subliminales en la música pop (¿o algo sabrán que nosotros no?). Recordemos que hay muchas leyendas urbanas que dicen que algunas canciones llevan mensajes ocultos, y que artistas como Judas Priest incluso fueron demandados penalmente acusados de que sus temas orillaron al suicidio a unos jóvenes en la década de los 80. Pues bien, esta película, tiene una secuencia en la que un DJ pone “cierta” canción y convierte en zombis a los oyentes (y sí, acá hay otro guiño al cine de terror clásico de muertos vivientes).

5. ¿Qué es Blaxploitation? La película es un homenaje-crítico a este género

A mediados de los años 70, los productores de cine comenzaron a ver qué películas de bajo presupuesto, protagonizadas por personas de color, comenzaban a tener éxito en los cines de barrio. La historia del ascenso de este género, —bien retratada en Dolemite Is My Name, cinta que también puedes encontrar en Netflix— continuó hasta bien entrados los años 80. 

Pero lo irónico del caso, es que con el tiempo se descubrió que esto, lejos de ser una oportunidad para la comunidad afroamericana, resultaba que la mayoría de los productores y directores detrás de la Blaxploitation, eran hombres blancos y adinerados, y no personas del gueto.

No, ‘El clon de Tyrone’ no es un tributo a ese momento histórico, como sí lo fue por ejemplo ‘Jackie Brown’ de Quentin Tarantino. Más bien la cinta —y pocos lo han notado— se mofa del asunto cuando muestra quiénes (unos tipos blancos con afro) son las manos invisibles detrás del control (monitoreado con cámaras y con clones con actores) de la comunidad.

6. Un gran villano

Kiefer Sutherland destaca como el clásico villano, caricaturesco, sádico (pero un poco estúpido), que obviamente tenía que ser blanco. Interesante ver a Sutherland en un papel alejado del héroe patriota americano, un poco como en sus viejos tiempos cuando la hizo de vampiro adolescente en la clásica The Lost Boys.

7. Los personajes

Jamie Foxx
Jamie Foxx

Jamie Foxx, quien acaba de salir de una complicada situación de salud, destaca en el papel de Slick Charles, proxeneta cool, que si bien ostenta todos los tics estereotípicos de este tipo de personajes, se burla de todos y cada uno de los clichés alrededor (“Antes los padrotes no éramos así”, se queja en algún momento). Además, Teyonah Parris en su papel de Yo-Yo, la prostituta con iniciativa que en realidad quiere ser periodista del NY Times Yo-Yo, tiene buenos momentos.

See Also
Daft Punk y Otros Artistas que Triunfaron Ocultando su Rostro

8. Los homenajes

8. Los homenajes

Ya mencionamos que la cinta es una especie de anti-homenaje al cine protagonizado por afroamericanos en los años 70 (no confundir con las películas de Jordan Peele). Sin embargo, sí se nota un tributo real a cintas como ‘The Truman Show’ e incluso, a películas de horror como ‘They Lived!’, la película que mostraba que vivimos en una simulación y que ciertos poderes ocultos nos controlan con la comida, la religión, la publicidad y lo que consumimos como entretenimiento.

Además, en algún momento la película nos recuerda a la primera temporada de ‘Westworld’, la serie de HBO (y hasta la canción de Marta Sánchez “Dime la verdad”, podría tener vela en el entierro si le buscamos).

9. ¿Qué dice la crítica sobre ‘El Clon de Tyrone’ (They Cloned Tyrone)?

Si bien algunos críticos la han calificado de “extraña”, Rotten Tomatoes, la web que concentra las reseñas tanto de la audiencia como de muchos medios especializados, ya ha emitido su opinión y le otorga una calificación destacada a esta película. Según la mencionada página, el público califica como 100% buena cinta y la crítica, le da un envidiable 93. 

10. El tema de la clonación como nunca lo habíamos visto

Si bien el tema de los clones es muy recurrente en el cine (en la mitología de Star Wars, por ejemplo), en cintas fatalistas como ‘Gattaca’ (1997), comedias como ‘Cómo vivir contigo mismo’ de 2019 (también de Netflix) y hasta en telenovelas como en la producción brasileña ‘O Clon’ (2011), es la primera vez que el tema se plantea de esta original forma: en el contexto del racismo y las teorías illuminatis —aunque nunca se les menciona así, por cierto, sabemos que son ellos—.  

La experticia como escritor de Joel Taylor —guionista de la película ‘Creed II’ quien, por cierto, debuta en esta cinta como director— sin duda es clave para una narrativa si bien poco convencional, lo suficientemente bien planteada para ofrecer algo interesante.

¿Por qué se llama El Clon de Tyrone? Eso lo sabrás hasta el final de la película.

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.