Facebook Pixel Code ¿Por qué llamamos "michi" a los gatos?
Now Reading
¿Por qué llamamos «michi» a los gatos?

¿Por qué llamamos «michi» a los gatos?

¿Por qué le dicen michi a los gatos

Seguramente has escuchado o tú mismo has llamado a tu gato michi, pero ¿realmente sabes por qué?, ¿de dónde viene este término? ¡Aquí te lo decimos!

En Latinoamérica es muy común que las personas se refieran de esa manera a un gato, sin imaginarse que dicha palabra tiene sus orígenes en México, pues en algunas lenguas nativas de este país se les menciona así de cariño, escuchándose muy parecido a michi.

Por ejemplo en maya se les dice miis, en purépecha misitu, en tarahumara mìisi, en náhuatl miztli y en otomí mixi, siendo esta la más similar, pues al pronunciarla se dice mishi, muy a como lo conocemos, al final cada una de ellas significa gato.

En regiones de Colombia, Chile, Brasil, Perú, Panamá, es muy usual decirles de otra manera como michino,​ morroño, micho, mizo, miz, morrongo y minino a estos seres tan queridos en casas, que se caracterizan por ser demasiado independientes, amorosos y de gran compañía.

Otra creencia sobre el término ‘michi’ y su relación con los gatos

Otra creencia sobre el término 'michi' y su relación con los gatos

Se dice que, por ahí del año 1532, cuando fue la invasión de los españoles al imperio Inca, estos venían acompañados por felinos a los cuales para llamar su atención les hacían sonidos que sonaban como mishi, por lo que los incas pensaban que era el nombre de dicho animal y también empezaron a decirles así.

Sin embargo, es bien conocido que en México durante la época prehispánica los felinos tenían un rol muy significativo, sobre todo a un nivel cultural, los pumas, jaguares y ocelote eran sagrados y venerados, por lo que a los gatos les guardaban mucho respeto.

Etimológicamente hablando, el origen de la palabra gato proviene del latín cattus que proviene de cautus (prudente o astuto), de catus (hábil o ingenioso) o catum (de captura, porque cazan roedores), aunque esto usado para los gatos domésticos, pues a los salvajes en el Antiguo Imperio Romano (s. IV d.C) se les denominaba feles o felinus por felino.

Al día de hoy, podemos apreciar que en muchos idiomas, hay palabras que significan gato y que suenan muy parecidas a dicho término latín como:

  • alemán: katze
  • asturiano: gatu
  • polaco: kot
  • lituano: kate
  • ruso: koshka (gata) / kot (gato)
  • castellano: gato
  • catalán: gat
  • danés y holandés: kat
  • euskera: katu
  • francés: chat
  • inglés: cat
  • italiano: gatto
  • noruego y sueco: katt
Descubre por qué tener un gato como mascota puede mejorar tu vida

¿Cómo saber cuál es el origen de tu gato?

Estos felinos tienen una historia fascinante que se remonta miles de años atrás, cuando comenzaron a poblar nuestro planeta. Sin embargo, fue solo hace entre 4,000 y 9,000 años que los gatos fueron domesticados por los seres humanos, un acontecimiento relativamente tardío en comparación con la domesticación de los perros. Explora la asombrosa evolución de los gatos a lo largo del tiempo y descubre cómo se convirtieron en los compañeros leales y adorables que conocemos hoy en día.

Como es sabido, un gato es un felino proveniente del género felis, de la familia felidae, a la cual también pertenecen algunos otros felinos como los leopardos, las panteras y los leones, quienes a su vez proceden de un antecedente común, el proailurus lemanensis que habitó entre Asia y Europa hace unos 25 millones de años, extendiéndose al resto de continentes gracias a puentes que se hacían en tierra debido a las glaciaciones, teniendo su evolución hasta las diversas especies de felinos que conocemos actualmente.

Se cree que son unos 500 millones de gatos los que habitan en hogares alrededor del mundo y pese a su instinto cazador, su desobediencia y rebeldía, han sabido sobrellevar la convivencia con los seres humanos.

Existe el mito que los gatos son el único animal que por elección propia decidió domesticarse, esto por la comodidad de estar bajo un techo, ser alimentado, pero sin estar subordinado y vaya que sí, pues pese a esto, seguimos rindiéndose a sus encantos.

El orígen del gato domesticado se desconoce, pero se dice que tuvo sus inicios en Egipto, pues los graneros que no sabían qué hacer ante muchos roedores rondando en sus cereales, les abrieron las puertas para que los ayudaran a terminar con éstos, ya que notaban que se acercaban para cazarlos, lo cual hacían, a lo que las personas de estos lugares, los consentían en agradecimiento.

Poco a poco se fueron ganando la admiración de esa civilización, la cual creía que estas criaturas eran deidades que venían a protegerlos, de hecho les llamaban “Mau” que significa ver, por su mirada tan penetrante y llena de enigmas.

¿Cuántas razas de gatos domésticos hay?

¿Cuántas razas de gatos domésticos hay

La cifra varía dependiendo el criterio utilizado, pero según información especializada va entre los 15 y 71 ejemplares; la Enciclopedia Británica reconoce 15, la Fédération Internationale Féline dice que son 43, mientras que la Asociación Internacional de los Gatos dice que son 71. Como podemos ver, la cantidad varía, eso ya depende de la clasificación que cada uno le da.

See Also
Gordofobia La normalización de la violencia

Lo que sí podemos decir es que entre los más comunes en casa tenemos los siguientes:

Mestizo: Provienen de 2 padres de razas diferentes, pese a no tener una línea genética pura, son los que menos tienen a enfermarse, son muy afectuosos y adiestrables.

Siamés: Es uno de los más inteligentes y si desde cachorro le enseñas algunos trucos, puede aprenderlos con facilidad y deleitar a tus invitados.

Persa: Disfruta bastante de la compañía de sus dueños, siendo muy sociables y afectuoso.

Silvestre: Son muy territoriales, por lo que les cuesta convivir con otros gatos en casa, por ende son bastante solitarios.

Angora: Tienen un pelaje muy atractivo, son juguetones y poseen gran energía.

En conclusión, independientemente de la raza de tu gato, lo más importante es cultivar una convivencia pacífica y proporcionarle bienestar cuando llegas a casa. Recuerda que adoptar es una opción valiosa en lugar de comprar, ya que al hacerlo brindas amor y una segunda oportunidad a un felino necesitado. No importa si tu gato es de raza pura o mestizo, lo que realmente cuenta es el amor que compartes con tu fiel compañero felino. ¡Abre tu corazón y disfruta de la incondicional alegría que un gato puede traer a tu vida!

What's Your Reaction?
Emocionado
0
Interesante
0
Neutral
0
No estoy seguro
0
Super Interesante
0