Facebook Pixel Code
Now Reading
Cuida a tus niños ante estos 6 falsos alimentos saludables

Cuida a tus niños ante estos 6 falsos alimentos saludables

Cuida a tus niños ante estos falsos alimentos saludables

Históricamente, les hemos dado ciertos alimentos a los niños, considerándolos nutritivos y saludables, muchas veces debido cuestiones mercadológicas, como los cereales y los jugos, aunque en realidad estos alimentos estén ultraprocesados y contengan una gran cantidad de azúcares. 

¡No te dejes engañar! Te revelamos cuáles son los alimentos que generalmente les damos a los niños porque pensamos que son “saludables”, pero que realmente tienen poco valor nutricional y tienen ingredientes que a la larga pueden producir problemas de salud como: obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Además, te damos algunas opciones saludables para sustituir estos para que tus hijos se alimenten mejor. 

Yogurt con sabor

Yogurt con sabor

El yogurt es un lácteo que tiene muchas propiedades: proteínas, carbohidratos, minerales, calcio, hierro, zinc y vitaminas del complejo B. Sin embargo, en los supermercados existen una gran variedad de yogurts de diferentes sabores y con edulcorantes, que tienen una gran cantidad de azúcar y de colorantes. Lo mejor es siempre elegir un yogurt que no contengo azúcares añadidos, ni edulcorantes. 

Opción saludable: Prefiere las versiones de yogurt natural sin azúcar. Es importante que el envase diga “sin azúcar” porque hay versiones de yogurt natural que sí tienen azúcar. Este tipo de yogurt se prepara con búlgaros que aportan una buena dosis de probióticos y bacterias saludables, que ayudan al correcto funcionamiento del intestino.

También existen versiones de yogurts griegos con sabor y sin azúcar, que son una buena opción. Si lo deseas les puedes agregar fruta natural o nueces, para darles más dulzor y sabor de manera natural. 

Cereales de caja

Cereales de caja

Los anuncios siempre nos dicen que los cereales de caja son un desayuno completo y nutritivo para los pequeños, pero en realidad son alimentos llenos de azúcar añadida y de harinas blancas procesadas, ingredientes que contribuyen al sobrepeso y la obesidad. A pesar de tener vitaminas y minerales añadidos, es mucho mejor elegir opciones de cereales más saludables, que tengan granos enteros.

Opción saludable: Una buena alternativa es la avena de grano entero, ya que es fuente de fibra, proteínas, carbohidratos, antioxidantes, grasas saludables y magnesio. Para prepararla simplemente tienes que mezclarla con agua o leche, dejar que hierva por unos minutos, revolverla, y posteriormente agregarle, si así lo deseas, alguna fruta, nueces, o chía. 

Otra opción es la quinoa inflada, que ya viene lista para comerse, solo hay que agregarle leche o colocarla en algún yogurt. La quinoa es un pseudocereal de origen vegetal que tiene aminoácidos, calcio, hierro y vitamina E. Para que el cereal sea saludable debe contener al menos tres gramos de fibra por porción. Evita aquellos que tienen azúcar, ya que entre más dulces son los cereales, menos beneficios le aportan a la salud. 

Jugos de frutas naturales y procesados 

Jugos de frutas naturales y procesados 

Muchas personas tienen la falsa idea de que tomar jugo es lo mismo que comer fruta, pero no es así. Los jugos procesados son aún menos saludables que los naturales debido a que tienen mucha azúcar y colorantes artificiales. Los jugos que venden en los supermercados tienen la misma cantidad de azúcar que los refrescos y en su elaboración se rompe la estructura original de las frutas. 

Por otro lado, los jugos naturales contienen solo los azúcares presentes de la fruta, sin fibra. Aunque aportan vitaminas y minerales, su balance nutritivo es pobre porque se desecha toda la fibra que contienen las frutas.   

Opción saludable: Las frutas enteras son una mucho mejor opción, contienen menos azúcar, más nutrientes y fibra. Siempre va a ser mejor comer una manzana, una naranja o una piña entera, que tomar un jugo. 

Pan de caja

Pan de caja

La mayoría de los panes de caja que hay en el supermercado son ricos en hidratos de carbono, proteínas, selenio, sodio y hierro. Su composición nutricional depende del grado de harina utilizada para su preparación. La diferencia con el pan común es que tiene un mayor contenido de grasa y proteínas. 

Durante el tratamiento industrial del pan se produce la hidrogenación de los ácidos grasos instaurados, transformándose en ácidos grasos “trans”, que son malos para la salud. Además de que suelen contener aditivos para que se conserven por más tiempo, como sal, azúcar y aceites.   

See Also
Revolucionando la Gastronomía Mujeres Fuertes Cocinando Historias de Cambio

Opción saludable: Las versiones integrales, multigrano, de centeno, o que dicen que no tienen azúcar, ni grasa añadida. El pan integral es más rico en proteínas, fibras, minerales y vitaminas del grupo B, ya que la harina que se emplea para su preparación está menos refinada. 

Barritas de cereal

Barritas de cereal

Es muy usual que a los niños les manden este alimento de lunch, sin embargo, son pocas las barritas que son saludables. La mayoría tienen azúcares añadidos, proteína en polvo y grasas, por lo que la Organización Mundial para la Salud (OMS) recomienda disminuir su consumo. Algunos productos incluso tienen 50% de su peso en azúcar. 

Opción saludable: Escoge detenidamente las barritas de cereal que vas a comprar o elaborabas tu mismo. Prefiere aquellas que tienen fruta o frutos secos. Existen algunas barritas de cereal que no tienen azúcar añadida o que tienen muy poca, estas son una buena alternativa para darles a los niños de vez en cuando.  

Jamón 

Jamón

Los embutidos, como el jamón, son carnes procesadas que pueden contener cerdo, res, carnes rojas, aves y despojos o subproductos cánticos como la sangre, de acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS). Existen muchos tipos de jamón en el mercado, hay muchos casos en los que tienen mucha sal, azúcar añadida, aditivos y exceso de grasa. También están los jamones que contienen fécula, harina y soya.  

Opción saludable: Prefiere el jamón de pavo, que está hecho con carne del muslo del pavo, ya que cuenta con menor cantidad de grasa y aporta proteínas. Siempre revisa el etiquetado, para evitar en medida de lo posible aquellos jamones que tienen aditivos y conservadores. Las mejores alternativas de jamones con aquellos que indican que son reducidos en sal, y que son de líneas naturales o “bienestar”. 

Ahora ya conoces mejores alternativas que puedes darle a tu familia de estos alimentos que se venden como “saludables”. Recuerda que siempre debes revisar los etiquetados de los productos que compras, para asegurarte de que sean los más naturales y saludables posibles. Evitando alimentos ultraprocesados, la salud de tu familia mejorará. Cuando sea necesario que compres alimentos ya preparados, usa estos consejos como guía para elegir la mejor opción.      

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.