Facebook Pixel Code 6 Consejos Para los Overthinkers en las Relaciones Amorosas – Interesante
Now Reading
6 Consejos Para los Overthinkers en las Relaciones Amorosas

6 Consejos Para los Overthinkers en las Relaciones Amorosas

  • Descubre cómo superar el overthinking en el mundo de las citas, enfrenta tus miedos y encuentra relaciones amorosas saludables y auténticas.
El Desafío del Overthinking en las Relaciones Amorosas

Si es que eres una persona que piensa mucho, eres indeciso, evalúas todos los posibles escenarios o buscas descubrir qué es lo que la otra persona está pensando; es muy probable que seas un overthinker

El overthinking puede interrumpir muchos aspectos de nuestra vida. Desde interferir con tu trabajo hasta afectar tus relaciones interpersonales, sobre todo las relaciones amorosas. Debido a que es un comportamiento que no lo tiene todo el mundo, puede ser muy complicado entender lo que pasa por su cabeza. 

Ya de por sí, el mundo de las citas es muy complicado, peor si es que tu cabeza juega en tu contra. 

No es fácil datear siendo overthinker

No es fácil datear siendo overthinker

El overthinking puede derivar de inseguridades y baja autoestima, paralizándonos y generando dudas sobre nuestro valor y los sentimientos de los demás hacia nosotros. Justificamos nuestra inacción con nuestro overthinking, pero es él el que nos llevó a no actuar en primer lugar. Nos dejamos liderar por el miedo. Tendemos a caer en los mismos patrones una y otra vez porque probablemente no tenemos idea de quien somos, que queremos y que necesitamos.

Muchas veces, buscamos salir en citas no porque queremos, sino porque buscamos satisfacer lo que otras personas piensan que deberíamos tener o por validación. Si es que nos acercamos al mundo de las citas por esto, vamos a buscar desde la carencia. Lo que solo va a traer cosas negativas. 

Por ejemplo, puede convertirnos en personas “intensas”. Sobrepensamos y buscamos agradar tanto, que podemos ser percibidos como “mucho”. Eso solo refleja que no te conoces y que no eres fiel a ti. Hay una falta de amor propio y saber que es verdaderamente lo que buscamos y necesitamos. 

También, podemos autosabotearnos. Cuando overthinkeamos, tendemos a sobre analizar de manera negativa. Esto puede llevarnos a que de verdad creamos que todo lo que puede salir mal, saldrá mal. Por eso, evitamos hacer cosas o hacemos otras que directamente lleven a esos resultados negativos: “¿Por qué seguir con él si es que igual me va a dejar?”. 

Construimos historias rápidamente y no precisamente a partir de fundamentos reales. Una pequeña información se mezcla con nuestros conocimientos basados en experiencias pasadas y nuestros demonios, creando un universo irreal, pero muy creíble en el que basamos nuestras creencias sobre la relación en la que estamos. Basamos nuestras emociones en sensaciones y no en la realidad. A partir de esto, sacamos nuestras armas para defendernos de algo que nos amenaza según nuestro cerebro. 

Imagínate, estás buscando al “amor de tu vida”. Primero, porque te dijeron que si no tenías pareja no estabas completo –la famosa “media naranja”–. Entonces, tienes 28 años y todo tu círculo social ya está en relaciones estables. Tu cerebro te empieza a decir que hay algo mal contigo. Por lo que te metes a distintas dating apps a buscar al indicado. Empiezas a salir con mucha gente y, por más que no te gusten, empiezas a persuadirlos. Durante todo este tiempo, piensas en que quieres una relación ¡YA!, y cambias en cada interacción que tienes para satisfacer lo que tu cerebro cree. 

Finalmente, ¡le gustas a alguien! –porque acordémonos que nuestro cerebro cree que somos in-queribles– y empiezan una relación. Todo el tiempo que dura la relación, tu mente piensa sobre los mensajes que tu pareja manda, si es que te quiere de verdad, si es que quiere verte, te limitas a escribirle o decirle algo para no parecer intensa, etc. Llega un punto que, si esta persona no entiende cómo eres, no va a poder controlarlo. Terminan y tu cerebro te martirizará con pensamientos de: fue mi culpa, no era suficiente para él, no me quería, fui intensa, no le gustaba mi cuerpo, no hacía bien tal o cual cosa. Así, volverás al inicio, tal como se crean las adicciones. 

¡Entendiéndome para lograrlo!

¡Entendiéndome para lograrlo!

Es verdad que no es nuestra culpa sobrepensar. Viene de experiencias y creencias fundamentales que están desde que somos niños. Pero eso no significa que no podamos hacer un esfuerzo consciente para controlar nuestra mente y no permitir que interfiera en nuestra vida. Hay que entender que si es que no buscas hacer un cambio, hubo, hay y habrá dolor. El amor es doloroso, pero puede ser mucho más si es que tu acercamiento a él no es sano. 

Cuando uno, como overthinker, quiere entrar al mundo del dating de una manera sana, hace un esfuerzo extra para lograrlo. Hazte las siguientes preguntas y escribe las respuestas para empezar tu proceso: 

  1. ¿Qué me está costando el overthinking?

De esta manera, podremos ser conscientes de las maneras en que está afectando a nuestra vida. Capaz te impide que salgas con más personas por miedo a ser rechazado o puede que te esté convirtiendo en una persona tóxica en tus relaciones, lo que lleva a que no estés feliz. 

  1. ¿Qué miedos está tratando de proteger?

El sobrepensar puede ser un mecanismo de defensa. Trata de descubrir cuáles son los miedos que tienes y el porqué estás utilizando tus armas para protegerte. Muchas veces es tu niño interior buscando protegerte de una sensación que tuviste de pequeño. 

  1. ¿Estoy bloqueando mis sentimientos y pensamientos?

Es importante que escuches lo que pienses y sientas conscientemente para que de esa manera puedas ir resolviéndolos de a poco. No los reprimas, eso solo hará que exploten en el futuro, como una olla de presión. 

  1. ¿Lo que estoy pensando/sintiendo está pasando ahorita? 

Identifica si es que lo que piensas está basado en el pasado o situado en el futuro. El pasado ya no tiene solución, el futuro es incierto, lo único que está a nuestro alcance es el presente. Hay que enfocarse en lo que podemos controlar. 

  1. ¿Cómo luce la vida que quieres tener? 

Busca tener una visión concreta de cómo quisieras que tu vida se vea. Enfócate en el tipo de relación que quieras tener: tener un mejor amigo con el que vayamos construyendo los sueños de cada uno, una persona que te cuide y provea para ti y la familia que construyan, lo que tú quieras. 

  1. ¿Cómo quieres ser en una relación? 

Piensa en cómo te quisieras sentir en la relación y como quisieras actuar con la otra persona. No quieres ser celoso, entonces sabrás en qué es lo que tienes que trabajar para no serlo. 

  1. ¿Qué es lo que quieres y qué es lo que necesitas? 

Son dos cosas diferentes, pero igual de importantes.

Técnicas para que datear no sea tan difícil 

Una vez que hayas respondido a todas esas preguntas, es momento de utilizarlas a tu favor. Cuando entiendas todo lo que buscas, identifiques tus miedos, sepas lo que necesitas, entiendas tu subconsciente; puedes empezar a buscarlo. Tener todo claro, puede tranquilizar tu mente. Sin embargo, empezar a salir con alguien puede hacer que te olvides un poco de todo lo racional. 

Puedes usar estas técnicas para volver a ti cuando la estés perdiendo: 

See Also
Cushioning La Técnica De Las Velitas Prendidas
  1. Regresa al presente: 

Deja de pensar en lo que pasará en el futuro, eso solo pone más presión en el presente. Una pregunta que puede preocuparnos mucho en el inicio de una relación es: ¿Qué somos? Una pregunta que se centra en el futuro, incluso cuando ni siquiera conoces bien a la otra persona. 

Utiliza el método 54321. Se basa en tus sentidos y te devolverá al momento presente. Tienes que mencionar 5 cosas que veas, 4 cosas que escuches, 3 cosas que puedas tocar, 2 cosas que puedas oler y 1 cosa que puedas saborear. 

También, puedes buscar enfocarte en lo que sientes con la otra persona en ese preciso momento. Si están agarrados de la mano, ¿cómo se siente su mano?, ¿qué rasgos tiene?, ¿qué siento cuando me agarra la mano?

  1. Confía en tu gente: 

Busca gente de confianza a la que puedas contarle todo lo que está pasando por tu mente. Es importante que no lo hagas con muchas personas, tantas opiniones distintas te pueden generar más confusión. Además, es mejor que busques a alguien de confianza y que sepa que eres un overthinker. Así, buscará tu bienestar y evitará dar largas a tus pensamientos.

  1. Engaña a tu cerebro: 

Cuando sobrepensamos, tendemos a irnos hacia el lado negativo. Busca cambiar tus pensamientos. Cuando venga uno negativo, refrasealo y conviértelo en positivo. Por ejemplo: “tengo miedo” por, “estoy emocionada”. De a poco, obligándote a tener pensamientos positivos, lograrás que sean naturales y predominantes. 

  1. Reduce tus opciones: 

Si es que tienes muchas opciones, no te vas a dar la oportunidad de conocer de verdad a las personas. Deja de lado el FOMO y sal con menos gente para tener más momentos de calidad. Si es que estás en las dating apps, ¡quédate solo con una! Es más que suficiente y evitará que te abrumes tanto. Así, evitas fatigarse del mundo de las citas. 

  1. Enfócate en lo positivo: 

El miedo puede ser paralizante. Sobre todo si es que son miedos como: No soy lo suficientemente bueno, no me van a aceptar, no me van a amar. Hay que obligarnos a ser positivos. Ve todo lo bueno que tengas actualmente en tu vida. Capaz tienes un trabajo de ensueño, tu familia está sana, lograste hacer tu primer episodio de un podcast, etc. ¡Deja de auto sabotearte!

  1. ¡Eres suficiente!: 

A veces, lo que más nos cuesta es creer que tenemos derecho a ser amados. Busca fortalecer tu amor propio. Es sumamente importante que trabajes en lo que sientes, piensas, el porqué lo haces, etc. Solo así podrás aprender a quererte y entender todo lo que te mereces. 

Lo más importante en el mundo del dating, es ser fiel a ti mismo. Tienes que empezar por escucharte, entenderte y amarte. Si es que no lo haces, es muy difícil que puedas sentar bases sólidas y sanas en una relación. Tienes que descubrir qué es importante para ti y qué es lo que necesitas para ser la persona feliz que mereces ser. Sí, ser overthinker puede interferir un poco en tu camino. Pero si te conectas por medio de las preguntas y te regulas con las técnicas que te dimos antes, todo será más fácil. 

Recuerda siempre que ¡MERECES SER AMADO! y ¡ERES MÁS QUE SUFICIENTE! Solo tú puedes convencerte de esto. Acuérdate que no estás solx y que siempre habrá redes de apoyo para ti. 

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.