Facebook Pixel Code Entendiendo mi Estilo de Apego Para Tener Relaciones Saludables – Interesante
Now Reading
Entendiendo mi Estilo de Apego Para Tener Relaciones Saludables

Entendiendo mi Estilo de Apego Para Tener Relaciones Saludables

  • ¿Apego seguro, ansioso, evitativo o desorganizado? Identifica cuál es el tuyo y qué hacer para tener relaciones amorosas sanas.
Entendiendo mi Estilo de Apego Para Tener Relaciones Saludables

Cuando uno empieza una nueva relación, hay ciertos comportamientos que se repiten de situaciones pasadas. A veces, ni nosotros entendemos por qué nos comportamos de una u otra manera, por qué atraemos cierto tipo de personas o nos damos cuenta de que alguien no es compatible contigo. No te preocupes, hay una explicación para esto.

La teoría del apego explica las dinámicas de relaciones entre personas. Nuestras interacciones sociales se desarrollan desde nuestra infancia temprana, partiendo de la relación que tuvimos con nuestros cuidadores, y nos afecta hasta que somos adultos. Muchas veces no nos damos cuenta hasta que lo ponemos en palabras.

Los 4 estilos de apego

Existen 4 estilos de apego y todos tenemos uno que predomina en nuestra forma de ser y de acercarnos a otros. Sin embargo, la personalidad es moldeable. Es decir, que no te debes encasillar en una de estas etiquetas, sino que debes conocerlas para que puedas utilizar herramientas para ir modificándolo hacia un estilo de apego más positivo. Es importante saberlo para lograr tener relaciones más sanas y fuertes. 

Estos están atados al trauma y a las primeras relaciones que fuimos formando en nuestra niñez. Parte de si es que nuestras necesidades básicas y emocionales fueron satisfechas por nuestros cuidadores, eso hizo que aprendamos –inconscientemente– si es que podemos o no confiar en la gente.

Apego Seguro

Este estilo de apego es considerado el único positivo. Este es el más predominante en el mundo –aunque viendo los testimonios en redes sociales, parece el más extraño–. Parte de que, cuando niños –en los primeros años de vida–, sus necesidades básicas y sobre todo las emocionales fueron satisfechas consistentemente. Es decir, sus padres o cuidadores supieron que necesitaban y lo solventaron–cambiar el pañal, dar de comer, algún dolor–. Estaban disponibles para ellos y les dieron amor para calmarlos, jugaron con ellos. 

Las personas de este grupo son muy resilientes y tienden a tener una ventaja en las relaciones amorosas. Se sienten lo suficientemente cómodos para explorar este mundo porque saben que tienen una red de apoyo que los sostendrá si algo malo pasa. Pero también, se sienten cómodos estando solteros. 

Son muy buenos comunicadores y no se limitan a hablar de cosas difíciles. Al mismo tiempo, le dan la seguridad y libertad a su pareja de expresarse. Tienen inteligencia emocional bastante desarrollada, lo que hace que resuelvan los problemas en vez de volverse locos o volver locos a sus parejas. No sofocan a su pareja queriendo estar 24/7 juntos, saben la importancia de ser individuos. 

Sus relaciones se destacan por ser honestas, equitativas y con igualdad. Son la típica relación que todos buscamos, personas con las que podamos construirnos, crecer de la mano sobre fundamentos sólidos. Son ellos mismos y no se pierden en la pareja. 

Cómo piensa su subconsciente: Yo estoy bien = Tú estás bien

Apegos Inseguros

En esta categoría existen 3 categorías que son consideradas no tan positivas:

Apego ansioso

Este tipo de apego nace de una infancia donde los cuidadores fueron inconsistentes. No supieron entender las necesidades que tenía el bebé. A veces había amor y otras veces indiferencia. Los niños no sabían qué esperar, lo que los vuelve inseguros y muy dependientes. No saben autorregularse, dependen de otros para esto. 

Son caracterizados por ser personas extremadamente sensibles que hacen mucho para llamar la atención –lo que hacían de bebés, llorar para atraer a sus padres–. Dan mucho más de lo que reciben, porque piensan que no son merecedores. Tienen una autoestima muy baja, por lo que buscan validación en otras personas. Son overthinkers que creen que sus parejas no las aman como dicen, se limitan a hablar para no disgustar a la otra persona, crean problemas de la nada.

En relaciones, van muy rápido porque quieren llegar a un lugar seguro. Tienen mucho miedo a ser dejados, su estabilidad y felicidad está en la relación. Por esto, cuando se termina, es como si se les acabara el mundo. Tienen miedo de iniciarlas, pero cuando lo hacen se meten de lleno. Aceptan comportamientos tóxicos y cambian quien son, solo para no estar solos.

@thesimplestself What can go through the mind of someone with an anxious attachment style. #traumahealing #attachmentstyles #anxiousattachmentstyle #traumacoach #childhoodtrauma ♬ Music In Your Heart (Instrumental) – BLVKSHP

Cómo piensa su subconsciente: Yo no estoy bien  = Tú estás bien

Género predominante: Femenino

Apego evitativo

Este estilo de apego nace de una infancia donde los niños tuvieron que ver por ellos mismos. Tuvieron unos cuidadores totalmente ausentes o en quien no se podía confiar, por lo que aprendieron a no confiar en nadie más que en ellos mismos. También, puede que lo único que encontraban en sus padres era reprimendas y cero afecto. 

Son identificados por huir del compromiso –si, esa persona que no quiere nada serio, es probable que esta sea la explicación–. Prefieren hacer las cosas solos y cuando sienten que alguien demanda mucho de ellos, automáticamente pierden interés. Por lo que buscan relaciones más pasajeras y superficiales. No son buenos expresando sus emociones porque creen que les pone muy vulnerables. Pero esto no significa que no sientan, sino que son muy buenos fingiendo.

Son personas muy independientes que no saben pedir ayuda, no quieren ser una máquina de necesidades como el resto. Le huyen al conflicto de las relaciones, no saben cómo co-regularse con su pareja.

Son personas que piensan que no necesitan a nadie, por lo que tienden a ser muy solitarios. Tienen muy pocas amistades y no se diga relaciones amorosas. Muchos de ellos, utilizan el humor como un mecanismo de defensa. Hablar con ellos de sentimientos y temas serios es casi imposible. 

See Also
INDEX 1 (1)

Cómo piensa su subconsciente: Yo estoy bien  = Tú no estás bien

Género predominante: Masculino

Apego desorganizado

Este es el más caótico de todos. Es una mezcla entre el ansioso y el evitativo. Es decir, buscan la atención, pero la rechazan al mismo tiempo. Nace de padres que fueron negligentes, irresponsables con el cuidado del niño. Es un apego que nace del trauma, por ejemplo, un abuso sexual de parte de una figura de cuidador/poder.

Por un lado, era una persona que se suponía que debía cuidar de ti, pero a la vez te hizo un daño muy grande, el famoso “Te pego porque te amo”. No saben cómo regular ni co-regular, por lo que no se confían ellos mismos ni a los demás. Tienen una visión personal muy negativa y del resto también. 

En relaciones, son conocidos por hacer love bombing y después desaparecer. No confían que las cosas pueden ir bien, por lo que auto sabotean sus relaciones. Es por eso, que buscan estar en situaciones que saben que no van a durar y que no tienen futuro. Le huyen a la intimidad, pero a la vez tienen miedo a ser abandonados. Suelen tener interacciones muy dramáticas y tienden a hacer daño a las personas. Aunque se les es muy difícil salir de relaciones, están muy acostumbrados al abuso. 

Cómo piensa su subconsciente: Yo no estoy bien  = Tú no estás bien

¿Y ahora?

  • 6 formas de usar tu apego a tu favor
  • 1 Conoce todo lo que puedas sobre tu estilo de apego
  • 2 Aprende a manejar tus emociones
  • 3 Pon en palabras lo que está pasando en el mundo real
  • 4 Identifica a dónde quieres llegar
  • 5 Aprende a comunicarte
  • 6 Identifica qué cosas has dejado de hacer por ti

¿Ya sabes cuál es tu estilo de apego predominante? Si lo identificaste, es momento de utilizarlo a tu favor. Cuando entiendes tu naturaleza, puedes buscar, modificarla para tener relaciones y una vida mejor. 

  1. Busca conocer todo lo que puedas sobre tu estilo de apego. De esta manera, podrás entender cuál es su origen y qué es lo que lo detona. Esto puede ser muy difícil. Tienes que rebuscar en tu pasado, conectarte con tu niño interior y entender qué es lo que te hizo que seas así. Para esto, puedes buscar ayuda de un terapeuta que guíe tu proceso. Tienes que aprender a confiar en ti y en el resto de personas. De pequeño nadie te lo enseñó, por lo que ahora tienes que buscar hacerlo por tu cuenta. 
  2. Aprende a manejar tus emociones. Puedes usar técnicas de mindfulness, respiraciones, meditación para esto. Es importante que logres identificar lo que estás sintiendo y le pongas un nombre.
  3. Pon en palabras lo que está pasando en el mundo real. Los tres apegos inseguros tienden a pensar mucho y estar en sus cabezas todo el tiempo. Es importante que regreses a la realidad, ver que todo no es tan catastrófico, que la gente si te aprecia o que otras personas si son especiales. 
  4. Identifica a dónde quieres llegar de manera personal y en tus relaciones. Así, tendrás una meta marcada a donde llegar y todos tus esfuerzos serán con este objetivo. 
  5. Aprende a comunicarte. Es importante lograr transmitir asertivamente lo que estás sintiendo o pensando. No esconder las cosas, evitarlas o decir solo lo que creemos que el otro quiere escuchar. Así, tu persona y tú podrán identificar cuándo sea un problema individual o de pareja. 
  6. Identifica qué cosas has dejado de hacer por ti y comienza a hacerlas. Capaz te gustaba leer y no lo has hecho en años. Puede que hayas descuidado tu alimentación o el ejercicio. Haz cosas que te hagan sentir bien contigo mismo para que te puedas sentir mejor con los demás. 

Para lograr hacer un cambio y tener reacciones más saludables, tienes que buscar convertirte en la mejor versión tuya que puedas ser, en vez de buscar a la persona perfecta. Aprender a comunicar lo que sientes y lo que piensas. Básicamente, transmitir lo que tu apego está queriendo transmitir para de a poco disminuir los problemas y aumentar la conexión. 

Es un proceso muy difícil de autodescubrimiento, pero no es imposible. Solo tienes que estar seguro de querer cambiar para bien. 

© 2023 Interesante | La Vida Digital. All Rights Reserved.